Empleados de la Crese normalizaron su trabajo y el viernes se reunirán Saillén y Mestre

El gremio de los recolectores de residuos de Córdoba, Surrbac, informó ayer que desde las 20 quedó levantada la medida de fuerza que se estaba llevando a cabo en el predio de enterramiento.

Los empleados de la estatal Crese estaban trabajando a reglamento en señal de protesta por mejoras en el predio sanitario de Piedras Blancas y en la planta que la empresa tiene en avenida de Circunvalación. Según informó Carlos García, vocero del sindicato, la decisión se tomó tras el inicio nuevamente de tratativas con responsables de la secretaría de Ambiente de la Municipalidad de Córdoba. Además, quedó fijada para el viernes a las 13, una reunión entre el secretario general del Surrbac, Mauricio Saillén, y el propio intendente Ramón Mestre. Cabe recordar que los trabajadores de Crese se quejan por distintas irregularidades que, según indican, ponen en riesgo su seguridad y salud. Entre ellas, señalaron la falta de tratamiento de los líquidos lixiviados en el predio de enterramiento “que se acumulan y vuelven irrespirable el aire de todo el predio”. También la altura de los montículos de tierra sobre los cuales tienen que operar los camiones y el equipamiento de compactación con riesgo de desbarrancamiento. La cercanía de las líneas de alta tensión que, según indicaron desde el sindicato, ya ocasionaron algunos accidentes “afortunadamente sin consecuencias para nuestros compañeros”. Por otro lado, el Surrbac denuncia la falta de mantenimiento en la planta de Circunvalación que produce -según describen- un playón lleno de baches por donde circulan diariamente la flota de camiones “con el deterioro permanente e incremento de la frecuencia de atención mecánica por roturas”.

Comentá la nota