Empleados del Ersept: “No podemos recibir su reclamo, estamos de paro”

Empleados del Ersept: “No podemos recibir su reclamo, estamos de paro”
El teléfono suena y del otro lado demoran en atender. Pasan los segundos, que por la urgencia de la llamada parecen una eternidad, hasta que una voz del otro lado de la línea avisa: “no podemos recibir su reclamo, estamos de paro”.

Esta situación se vive desde el pasado miércoles en Tucumán, donde los usuarios de los servicios de agua y de electricidad no tienen quién escuche sus quejas y denuncias por cortes de servicio u otros inconvenientes propios del verano, debido a que el personal del Ente Único de Control y Regulación de Servicios Públicos Provinciales de Tucumán (Ersept) está de paro.

La medida de fuerza es por tiempo indefinido. Los trabajadores piden que se concrete su transferencia, por vía administrativa, como personal del Ersept, puesto que aún figuran en los registros como empleados de los desaparecidos Epret (Ente provincial Regulador de Energía de Tucumán) y Ersact (Ente Regulador del Servicio de Agua y Cloacas de Tucumán).

Como se recordará, de la fusión de esos dos últimos organismos, mediante una ley sancionada hace dos años, fue creado el Ersept, aunque recién comenzó a funcionar en junio de 2013, cuando se integró su directorio. Entonces, se fijó un plazo hasta el 31 de diciembre para que se concrete la disolución de los anteriores órganos de control y la inmediata transferencia de sus empleados como personal del Ersept, lo que todavía no se concretó.

El titular de la Asociación de Trabajadores del Ente Regulador de Energía de Tucumán (Ateret), Fabián Frías, esta situación perjudica a 110 empleados (80 empleados del ex Epret y a 30 del desaparecido Ersact) que, al no haber sido transferidos, “no tienen cobertura de obra social ni de ART (Aseguradora de Riesgo de Trabajo) y perdieron muchas conquistas laborales”.

“Se está vulnerando la ley de creación del ente, que garantiza los derechos laborales de sus empleados. En diciembre del año pasado se publicó en el Boletín Oficial un nuevo estatuto con el cual no estamos de acuerdo, porque se avasalla a los trabajadores y se les quitan distintas conquistas laborales y sociales. No se nos reconoce el uniforme de trabajo, ni el pago de feriados trabajados, vacaciones o licencias especiales”, puntualizó.

Además, afirmó que, si bien cobraron sin inconvenientes los sueldos de diciembre, no saben si percibirán de la misma manera sus próximos haberes. “Los trabajadores están en la incertidumbre total, porque ni siquiera saben si siguen formando parte de la administración pública y no hay ningún tipo de respuesta por parte de los directores del organismo ni del Poder Ejecutivo, por lo que se resolvió esta medida de fuerza”, planteó el dirigente.

Frías dijo que el paro es “por tiempo indeterminado, sin atención al público”, por lo cual “no se atienden denuncias o reclamos por inconvenientes generados con los cortes de luz y de agua”.

Además, explicó que “como no cuentan con ningún tipo de cobertura social ni de ART”, los inspectores del organismo “no están saliendo a la calle para controlar la correcta prestación de los servicios públicos”.

El vocal del Ersept Santiago Yanotti aseguró que “está garantizada” la estabilidad laboral del personal y negó que los trabajadores del organismo estén sin cobertura. “Sigue totalmente normal el servicio de la ART y del Subsidio de Salud, que es la obra social de los empleados estatales”, precisó el funcionario.

En cuanto a la demora en la transferencia del personal, aseguró que “obedece a que los trabajadores rechazan algunos aspectos del nuevo estatuto de trabajo, y sin eso no se puede avanzar”.

Según Yanotti, se está gestionando ante el PE una prórroga hasta marzo próximo para la transferencia del personal, hasta tanto se llegue a un acuerdo sobre el punto anterior. Además, sostuvo que los trabajadores “tienen garantizado el trabajo y seguirán cobrando los mismos sueldos, con todas las conquistas salariales que lograron”. “Lo que cambiaron son algunas condiciones laborales. Si no están de acuerdo con el nuevo horario, dividido en turnos matutino y vespertino, entre otras obligaciones propias del cambio que obliga a realizar la fusión de dos entes en una institución con muchas más responsabilidades, están en todo su derecho de oponerse por vía administrativa o judicial”, manifestó.

Comentá la nota