Empleados municipales, descontentos con el intendente, podrían tomar medidas de fuerza

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales de Mercedes destacan que no fueron atendidos por Selva. Quieren discutir aumento en salario pero no encuentran eco. Llamarían a asamblea para plantear quite de colaboración.
Luego de una serie de intentos por ser recibidos por parte del intendente municipal, Carlos Selva, los representantes de los trabajadores afiliados al Sindicato de Trabajadores Municipales de Mercedes se cansaron y ahora –tras no lograr ser atendidos en el marco de su reclamo salarial, recientemente comentado–, podrían llevar adelante medidas de fuerza.

“La reunión nunca se realizó y se decidió en comisión salir a avisar a los empleados que estén atentos a una posible movilización o medida de fuerza que podría ser quite de colaboración o paro”, destacaron desde el sindicato mencionado.

En el municipio, el viernes se pegaron afiches informativos sobre la situación, denunciando que no son oídos los reclamos. No hay respuesta desde el Ejecutivo, cuestionan desde el sindicato. Por eso se pegaron carteles, se hicieron folletos explicativos. Pero el fin de semana se despegaron los carteles, algo que no le cayó en gracia a algunos, que sólo esperan que el Ejecutivo llame a dialogar a las autoridades del gremio.

Aún no se ha tomado ninguna medida pero lo cierto es que si no hay respuesta en estas horas se convocaría a asamblea para decidir cuáles serán las medidas que se van a tomar.

La idea era que se reunieran la semana que pasó las partes, empleador y representantes de los empleados, pero todas las reuniones previstas fueron postergadas y al día de la fecha no hay noticia sobre un futuro encuentro ni anuncio de aumento alguno.

Los integrantes del STMM, al menos quieren sentarse a dialogar. “Con los carteles lo único que quisimos fue informar a los empleados de la comuna de la situación”, sostienen y afirman que la medida de fuerza podría ser un quite de colaboración.

Comentá la nota