Empleados municipales de Oberá cobrarán el sueldo con el 7 por ciento de aumento pautado, desde ATE piden continuar la discusión salarial

En la liquidación de los sueldos del mes de julio, los empleados municipales obereños cobrarán con un 7 por ciento de aumento, ya acordado en marzo de este año y que entrará en vigencia por estos días. De esta forma, se completa el aumento pautado de un 22 por ciento.
Víctor Paredes, secretario general de ATE señaló en que luego del cobro buscarán pasar al básico un monto que actualmente cobran “en negro” y continuar la discusión salarial con el objetivo de obtener un nuevo reconocimiento antes de fin de año. “Vamos a tratar de que ese decreto en negro de 200 pesos vaya al básico en el transcurso del año”, sostuvo. Asimismo reconoció que en el último tiempo 250 empleados fueron recategorizados, pasados a planta permanente, o contratados.

Los empleados municipales obereños percibirán sus sueldos de julio con un incremento del 7 por ciento, ya acordado en marzo. El secretario general de ATE, Víctor Paredes señaló a que una vez perciban dicho sueldo, buscarán continuar la discusión salarial con el objetivo de obtener un nuevo reconocimiento antes que finalice el año.

“Cuando se empezó a discutir el aumento salarial para los empleados municipales, el municipio de Oberá dio un 15 por ciento en marzo y nos resta un 7 por ciento que vamos a cobrar a fin de mes”, recordó en diálogo con Daniel Schutz en el programa “Triunfo al Día”.

“Tenemos 200 pesos en negro, un decreto que queremos plantearle al ejecutivo para que nos vayan pasando al básico en el transcurso del año”, indicó en referencia al objetivo que se tienen para este segundo semestre.

“Una vez que cobremos ese 7 por ciento, queremos sentarnos con el Ejecutivo y discutir por esos 200 pesos y también un nuevo aumento salarial”, anticipó. En este sentido, agregó “queremos sentarnos tres o cuatro veces por año y ver la problemática de los trabajadores municipales”.

El representante de ATE consideró que “el 22 por ciento que nos dieron ya fue. Ni terminamos de cobrar ese aumento y fíjense lo que aumentó la canasta familiar. Vamos a tratar de que ese decreto en negro de 200 pesos vaya al básico”.

Consultado sobre la situación de los empleados de Oberá, en comparación a los de otros municipios misioneros, en cuanto a los ingresos mensuales, respondió que “algunos municipios están bien, otros desastrosos. Hay municipios que ni siquiera pagaron ese 22 por ciento”.

EMPLEADOS PASADOS A PLANTA, RECATEGORIZADOS Y CONTRATADOS

Paredes hizo referencia a la situación de unos 250 empleados municipales involucrados en estos cambios en los últimos tiempos. “Este mes más de 250 compañeros han sido recategorizados, han sido pasados a planta o fueron contratados”, manifestó.

Dijo que hay “unos 850 empleados entre planta permanente y contratados. Están aparte los que reciben planes sociales o ticket”. Sobre la situación de éstos últimos, que trabajan a cambio de recibir un plan social, Paredes expresó “le pedimos al Ejecutivo, que se le pase a un contrato para que hagan uso de la obra social o puedan sacar un crédito. Con un plan se le hace muy difícil”.

Comentá la nota