Empleados del Policlínico pasaron a una nueva firma

Durante una prolongada reunión efectuada ayer, se produjo el traspaso de los 51 empleados a la nueva firma Clínicas de la Ciudad. “Lo más importante es que los trabajadores pasaron a la nueva firma con todos sus derechos”, contó la Secretaria de ATSA.
Ayer se produjo el traspaso del Policlínico a la nueva firma, denominada Clínicas de la Ciudad, en una reunión llevada a cabo en el edificio en horas del mediodía donde los 51 trabajadores pasan con todos sus derechos, sus respectivas categorías, su salario, su jornada de trabajo y antigüedad. En la misma, estuvieron presentes integrantes del Ministerio de Trabajo Delegación Rafaela, la Secretaria Provincial de ATSA, Ramona Robles y el director Jorge Faraudello, entre otras autoridades.

“Lo que hizo la nueva firma después de una larga conversación con el Sindicato de Santa Fe, fue tomar a todos los compañeros con sus respectivos derechos y antigüedades, ya que hay muchos con varios años de servicio. Nosotros venimos acompañando a los compañeros desde hace mucho tiempo, desde que concursó el Sanatorio, luchando para el que se haga cargo de ese establecimiento”, contó la Secretaria de ATSA, Ramona Robles a este medio.

Después de una ardua lucha, donde hubo mucho diálogo, se logró que los trabajadores pasaran a la nueva firma con todos sus derechos.

“La verdad que es para destacar lo que ha hecho esta nueva firma, primero porque se mantiene la fuente de trabajo abierta y segundo porque hay más de 50 compañeros trabajando por un futuro, con un proyecto diferente para los trabajadores y también para la ciudad de Rafaela, habiendo pocas camas, digamos que es importante que no se haya cerrado otro sanatorio”, destacó Robles.

6 DESPIDOS

Según se pudo averiguar, serían seis los empleados despedidos. En un momento se habló de 10, pero hubo algunas reincorporaciones y Robles detalló al respecto: “son seis los empleados despedidos. Seis trabajadores en relación de dependencia. Está una instrumentista que no quiso volver y aceptó cobrar la indemnización. Tres compañeras ya están reinsertadas, dos en el nuevo Clínicas de la Ciudad y otra, que es una enfermera, ya está trabajando en el Sanatorio Moreno. Quedan dos empleadas administrativas que van a ser reubicadas en 60 días”.

El doctor Jorge Faraudello, como nuevo director le explicó a los trabajadores, después de la firma, que ellos están con un proyecto a largo plazo que por supuesto va a ir paso a paso porque hay que reacomodar muchas cuestiones. La idea es seguir trabajando con todas las obras sociales y en principio había mucho consultorio externo, que “es algo que me gustaría que se lo pregunten más profundamente al gerente o al doctor porque son los que tienen todas las cuestiones que se van a llevar adelante dentro de la institución”, destacó la secretaria de ATSA. En tanto, agregó que Faraudello les dijo a los trabajadores que “sigan para adelante, que la idea es que esto crezca y poder dar la mejor atención en salud para los ciudadanos rafaelinos. Por eso es muy importante destacar que, primero, todo el mundo creía que el Policlínico se cerraba, y hoy está abierto con un proyecto para seguir creciendo”.

A modo de cierre, Robles expresó que le gustaría que se destaque esta acción “como un hecho positivo, porque entre tantas malas que tenemos, en estos momentos, sobre todo cuando uno mira lo que nos está pasando en general, es un hecho que no queda como una noticia más y me gustaría que se destaque porque le hace bien a todos, a los rafaelinos, a los trabajadores, a nosotros, etc. No cualquier empresa toma con una nueva firma a todos los trabajadores con todos sus derechos de antigüedad, y menos ahora”. Además, agregó que “ATSA Santa Fe lucha mucho en este sentido cuando los compañeros traspasan de firma, para que las empresas mantengan sus derechos. Nuestro gremio, que más de una vez se desprestigia, porque se toma lo malo del sindicalismo, y en nuestra organización, luchamos porque la gente tenga trabajo, salud y condiciones que se pueda trabajar bien”, concluyó.

Recordemos que hace un tiempo, y tras varios meses de negociación, el Centro Asistencial había aceptado vender a la Fundación Sanatorio Güemes su participación en la empresa Luis María Barreiro SA, propietaria del edificio de San Martín y Pueyrredón.

Comentá la nota