Empleados de Valle Viejo se encadenaron al municipio

Empleados de Valle Viejo se encadenaron al municipio
Es porque les descontaron los días de paro. Además, se adhirieron a la protesta convocada por ATE.
Ayer, los empleados municipales de Valle Viejo cumplieron una nueva jornada de paro en adhesión a la medida que la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizó en la provincia en reclamo de un incremento salarial.

En ese marco, un grupo de empleados de la comuna chacarera se encadenó frente al edificio municipal para reclamar por los descuentos efectuados por los días de paro. Hasta el lugar llegó el secretario adjunto del gremio, Nicolás Barrionuevo, quien explicó el motivo de la quita en los haberes. “En la Municipalidad de Valle Viejo se pagaron los haberes de abril la semana pasada, pero todavía no entregaron los recibos de sueldos. Los empleados se dieron con la triste noticia de que les han descontado de sus haberes por los días que hicieron paro. En algunos casos el desmesurado descuento alcanza el cuarenta por ciento del haber que cobran los trabajadores, y éste es el motivo por el que el epicentro del paro ha sido en esta Municipalidad”, dijo Barrionuevo.

Los trabajadores de la comuna también criticaron al Ejecutivo municipal por los descuentos y adelantaron que continuarán con la medida. “Si dicen que no respetamos la conciliación, ellos (por la Municipalidad) tampoco lo han hecho porque han tomado represalias contra los que nos manifestamos, descontándonos de los miserables sueldos que cobramos. Acá tenemos los sueldos más bajos, nos deben el aumento del año pasado, más el último que dio la Gobernadora", agregó Barrionuevo. "Pedimos que sea de una suma fija y no porcentual porque nuestros sueldos son bajos y si el aumento es así sería una burla” vociferó una empleada que se encadenó frente al palacio municipal.

Como consecuencia del paro, algunos docentes del Sistema Educativo Municipal que se adhirieron a la medida, decidieron no dictar clases a sus alumnos del turno mañana, pero por la tarde la actividad escolar fue normal.

Por su parte, el fiscal municipal, Adolfo Pérez Díaz, expresó que la medida tomada por los empleados es “ilegal” por encontrarse dentro del proceso de conciliación obligatoria dictada por Inspección laboral.

"La medida tomada por los empleados que se manifestaron es ilegal, porque rige todavía el plazo de conciliación obligatoria, la que se extiende hasta el 28 de este mes. Cuando se dicta la medida de conciliación obligatoria, se extiende la responsabilidad y la consecuente prohibición a ambas partes que están negociando una solución, y deben abstenerse de todo tipo de medidas como paros, movilizaciones, suspensiones, despidos, y el municipio no ha tomado ninguna medida de esa naturaleza”.

Para hoy se prevé una nueva audiencia de conciliación.

Comentá la nota