La empresa Buglione y Martinese cuestionó el paro de los trabajadores y le apuntó al gremio

La empresa Buglione y Martinese cuestionó el paro de los trabajadores y le apuntó al gremio
Horacio Messineo, de la firma, expuso el panorama de las pequeñas canteras locales y aseguró que se pagó un adelanto a los empleados al no poder completar la quincena el miércoles. “Considero que la medida es apresurada, injusta e ilegal”, dijo sobre el paro.
La Compañía Industrial Buglione y Martinese está afectada desde el viernes por un paro total de sus empleados que reclaman el pago de las quincenas. Horacio Messineo, de la empresa, cuestionó la medida de fuerza, apuntó al sindicato Aoma y trazó el panorama de las pequeñas canteras locales.

“En referencia a la noticia publicada en vuestro medio quiero hacer algunas consideraciones importantes:

a) Las Pymes caleras de la zona venimos sufriendo desde ya hace unos años un competencia agresiva de las dos grandes cementeras de la zona que en muchos casos aplican políticas comerciales desleales comercializando la cal a precios de promoción, porque su principal negocio es el cemento donde facturan millones de toneladas de ese producto.

b) Como consecuencia de los graves inconvenientes climáticos hemos sufrido el anegamiento total de nuestras canteras impidiendo el normal abastecimiento de piedra; materia primordial elemento para la fabricación de cal.

c) Se ha producido en estos últimos meses una caída cercana al 30% del mercado de materiales de la construcción.

d) Esta empresa ha cumplido siempre en tiempo y forma con el pago de los salarios del personal salvo en esta última quincena que se ha producido un atraso en el pago de dos días por todas las circunstancias descriptas más arriba.

Considero que la medida es apresurada, injusta e ilegal ya que el día miércoles se le otorgó un adelanto a cada empleado y se les explicó claramente la situación que ellos por supuesto conocen. Me llama la atención que en los conflictos de estos días con las grandes cementeras se comenzaron las protestas gremiales primero con quites de colaboración, etc y en nuestro caso directamente y sin aviso se llevó a cabo un paro salvaje por tiempo indeterminado.

Todo esto se inscribe primero en una lucha interna gremial que se dirime en el mes de septiembre donde siempre las que sufren las peores consecuencias son las empresas pymes que siempre mantuvieron la totalidad del personal aun en las peores épocas, y las grandes multinacionales dejaron afuera más del 70 % del personal en esa misma época.

Por supuesto que cumpliremos con los compromisos con nuestros empleados como ya lo hemos prometido, pero resulta muy difícil en estas circunstancias mantener íntegramente la totalidad del personal como lo hemos hecho por más de 70 años”.

Comentá la nota