Los empresarios aseguran que prefieren una sola CGT y unida

Los empresarios aseguran que prefieren una sola CGT y unida
Dirigentes de distintos sectores productivos negaron que la fragmentación del movimiento obrero favorezca sus intereses en las negociaciones paritarias con los trabajadores. Además, creen que el año electoral podría influir en la conflictividad.
El escenario del movimiento sindical argentino se ha modificado drásticamente en apenas dos años.

En ese lapso se han fracturado, una tras otra, las dos principales centrales obreras.

Allá por el año 2010 se produjo la ruptura de la CTA y, desde mediados de 2011 a esta parte, se fue erosionando la unidad de la CGT encabezada por Moyano para concluir en una ruptura irremediable que se consumará el próximo miércoles cuando el sector de la CGT que no responde a Hugo Moyano realice finalmente el congreso en el que se renovará la conducción de la central.

Hugo Moyano, quien todavía es formalmente el secretario general de la CGT (con mandato vencido pero prorrogado) carga con una elección impugnada administrativamente por el Ministerio de Trabajo en la que consumó la fractura al no llegar a una conducción consensuada con el resto de los dirigentes que lo acompañaran durante su mandato ya cumplido.

Comentá la nota