Empresarios censuran el boicot de SOMU a exportaciones pesqueras

La CEPA y la Caipa, comunicado mediante, reclaman que se ponga fin a la medida de fuerza impulsada por el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y que sancionen a los responsables.
"El gremio ejerce un nuevo boicot generalizado contra la actividad, provocándoles un gravísimo perjuicio a empresas con las que no mantiene ninguna clase de conflicto laboral", expresa un comunicado emitido ayer por las empresas asociadas al Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA) y a la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (Caipa).

El comunicado puntualiza que las empresas e industrias "vuelven a ver afectada su actividad productiva y de comercialización ante la decisión de la dirigencia del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) de obstruir la carga y el despacho de contenedores con productos pesqueros desde el puerto de Buenos Aires, paralizando por completo las exportaciones del sector".

"Las compañías pesqueras de Mar del Plata ven afectada su actividad productiva y de comercialización en un momento en el que sufren serios problemas de costos y de acceso a mercados en crisis", puntualiza el comunicado, para añadir que este hecho "constituye un serio inconveniente para la industria marplatense que se ve obligada a despachar su mercadería íntegramente desde Buenos aires debido a que desde el pasado 31 de marzo no ingresan buques portacontenedores al puerto de Mar del Plata".

"Esta nueva medida de fuerza deja en total evidencia un modo de proceder de la dirigencia del Somu que actúa como ya lo ha hecho antes- en contra de empresas en las que no existe ninguna clase de controversia o discusión laboral".

"Prueba de ello es que todas las convenciones colectivas de trabajo del gremio con las cámaras pesqueras marplatenses (como es el caso de las asociadas a CEPA y Caipa) han sido acordadas y concluidas hace varios meses, con un resultado que el propio Somu calificó de manera expresa y pública como satisfactorio y exitoso".

"No obstante -prosigue el comunicado- hoy nos vemos impedidos de comercializar nuestros productos con el exterior ante un nuevo boicot ejercido por una dirigencia gremial que aduce la existencia de conflictos con cámaras empresariales situadas en la Patagonia, como es el caso de Capeca y Capip.

"Desde CEPA y Caipa interpretamos que si estos problemas fueran reales, no nos corresponde padecer sus consecuencias y mucho menos, tolerar que en la República Argentina se siga admitiendo la aplicación medidas de fuerza de esta índole, a todas luces ilegales y sin causas, que perjudican a actividades tan significativas para el desarrollo y el mantenimiento de la actividad productiva del país. Es por ello que consideramos que quienes realizan estos actos desmedidos deben ser sancionados ya que con su accionar irracional e irresponsable afectan el interés particular se un sector y de sus empresas, así como de toda la producción nacional".

"Sin la existencia de un conflicto laboral y con nuestros buques pesqueros operando con normalidad y la totalidad de su tripulación a bordo, nuestras compañías están impedidas hoy de cargar sus contenedores para despacharlos al exterior".

"Así -expresa el documento- la dirigencia del SOMU está logrando ahogar a las empresas, financiera y económicamente, persiguiendo objetivos que desconocemos y que nunca fueron puestos en la mesa de discusión con nuestras instituciones. Reclamamos enérgicamente que se le ponga fin a este sabotaje y boicot, que constituye un ejemplo de inseguridad jurídica que hoy condiciona el desarrollo de nuestra actividad".

Comentá la nota