Empresarios evalúan contraoferta al plus de $ 4.000 pedido por el Sindicato de Camioneros

Empresarios evalúan contraoferta al plus de $ 4.000 pedido por el Sindicato de Camioneros

La semana que viene el Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca) que lideran Hugo y Pablo Moyano recibirá una respuesta formal de los empresarios del autotransporte de carga al pedido de $ 4.000 de plus salarial a pagar antes de fin de año.

Así lo revelaron desde la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), de donde confirmaron que la carta del gremio ya está en una carpeta en poder del presidente de la entidad, Luis Morales. "La mesa ejecutiva de la Federación se reunirá para analizar el reclamo y la semana que viene se va a dar una respuesta", afirmaron de Fadeeac a ámbito.com.

La exigencia del líder cegestista no es novedosa. Lo que aggiornó en esta ocasión fue el justificativo. "Es un pedido de compensación salarial empujado por la falta de actualización del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias y por el constante aumento de precios", justificaron los voceros camioneros. Sichoca también fundamentó el adicional "en los gastos que los trabajadores deben afrontar antes del inicio del ciclo lectivo" 2013.

El año pasado, por esta misma época, Moyano exigió a la federación un bono para compensar la canasta escolar de $ 2.500 mínimo. Tres meses después se homologó en el Ministerio de Trabajo un plus de entre $ 1.400 y $ 3.600 -según la actividad o rama- a pagar en dos cuotas, donde la mayoría de los dueños de camiones pagaron el monto mínimo y a partir de mayo último.

Con ese espíritu se estima que se sentarán los empresarios a evaluar una contraoferta. Una prueba de que lo que seguramente será una ríspida negociación es el recordatorio que soltaron vía telefónica desde la Fadeeac: "En ese momento se discutió darle el plus solo a los camioneros que tienen hijos". Esa anécdota neutraliza el carácter casual y explica por qué los Moyano reclaman que el bono se abone a "todos" los choferes antes del cierre de 2012, además de que haya incorporado a los argumentos del pedido el leitmotiv de su próximo paro nacional post 8-N: Ganancias.

Evitarán los hombres de negocios incluir interpretaciones "políticas" en el análisis del reclamo, como tampoco lo harán en la respuesta. "La Federación da una respuesta independiente a la coyuntura para no generar problemas ni con Camioneros ni con el Gobierno", remarcaron sin ánimos de ofender a nadie. Es que la virulencia de los Moyano contra la Casa Rosada luego de la ruptura con el oficialismo dejó altos costos en el ámbito empresario. "Nos quitaron beneficios como la exención de impuestos para comprar unidades y la posibilidad de no pagar los aportes contributivos patronales" a los empleados.

Los autotransportistas dijeron que se tomarán poco más de una semana para responder para buscar dar una respuesta a nivel federal, y así evitar que se generen acuerdos individuales de cámaras empresarias con el sindicato. Son conocidas las aceitadas relaciones de los Moyanos con sectores transportistas, que podrían entorpecer o encarecer el acuerdo. "No podemos impedir que las grandes empresas den un bono por su cuenta" en concepto de futuros aumentos, lamentan en Fadeeac.

Comentá la nota