Empresarios y gremio dieron un paso más para cerrar los domingos

Empresarios y gremio dieron un paso más para cerrar los domingos
Ayer Came, Fedecom, supermercadistas y Agec se comprometieron a trabajar en pos de no abrir los comercios. Voces a favor y en contra.

La apertura de los comercios los días domingos es un tema complicado, que genera debates y opiniones a favor y en contra, con argumentos que fundamentan las distintas posturas. La Legislatura provincial está analizando un proyecto en ese sentido y varias instituciones avanzan en ese sentido.

Tal como adelantó LA MAÑANA en su edición de ayer, los presidentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), Osvaldo Cornide; de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom), Rubén Martos; el vicepresidente de la Cámara de Supermercadistas de Córdoba, Benjamín Blanch; y el secretario gremial de la Asociación Gremial de Empleados de Comercio (Agec), Carlos López, se comprometieron a trabajar en pos de lograr el cierre dominical del comercio en general.

“Buscamos que el domingo vuelva a ser el día de descanso y de unión de la familia”, indicó Cornide previo a la rúbrica del acuerdo, quien estuvo en Córdoba para avanzar en el proyecto que la institución lleva adelante desde hace un tiempo.

El directivo afirmó que la decisión de no abrir los comercios los domingo “obedece a una necesidad de carácter humanitario”.

También fundamentó la iniciativa en la que Came viene trabajando desde hace varios años, indicando: “Dicen que abriendo los domingos, el comercio vende más. Eso es una mentira, porque la familia tiene un presupuesto determinado para gastar y no va a excederse por que los comercios estén abiertos un domingo. En todo caso, no lo gastará otro día. También se dice que da más trabajo, lo cual también es otra mentira. Trabajar el domingo esclaviza”.

Arduo debate

La posibilidad de cerrar los domingos genera opiniones opuestas especialmente en el supermercadismo, en el cual las cadenas locales avalan el proyecto, mientras que las multinacionales se oponen ya que consideran que “es un día clave para las ventas”. “Durante la semana el movimiento es interesante, algunos días más que otros por las promociones bancarias aún existentes; pero los días más fuertes son sábados y domingo, justamente porque hay más tiempo para ir de compras”, comentó un alto directivo a este medio.

De hecho, la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (Fasa), la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) han quedado envueltas en una polémica porque las dos primeras entidades que nuclean a los pequeños y medianos supermercados nacionales están a favor del cierre, mientras que ASU, que congrega a los hipermercados extranjeros y a las grandes cadenas nacionales, se opone aduciendo posibles pérdidas de ventas y de puestos de trabajo.

Al respecto, Blanch reconoció que casi todos los integrantes de la Cámara de Supermercadistas de Córdoba, están de acuerdo con la propuesta, “más que nada las cadenas regionales de supermercados”, indicó.

Por su parte, López, de Agec, adhirió a la iniciativa indicando que “es la única forma de volver al núcleo, a la unidad familiar, en estos tiempos de drogas, violencia y demás”.

Martos convocó a trabajar en lo acordado y a buscar las estrategias adecuadas para desandar el camino: “Hemos acostumbrado a la gente a que el comercio esté abierto los domingos. Pero hay que priorizar las cosas. No porque sea gratis, es necesariamente bueno. Hay que tener en cuenta el costo social que representa, pese a que la mayoría de la gente cree que es lindo pasear los domingos por el shopping”.

Comentá la nota