Empresarios y sindicalistas ya se cruzan por las subas de salarios

Empresarios y sindicalistas ya se cruzan por las subas de salarios
El moyanista Omar Plaini ratificó que cada gremio “va a discutir libremente en paritarias lo que crea conveniente”. En tanto, el ex presidente de la UIA Héctor Méndez advirtió que “una disparada de precios y salarios sería una cosa trágica”.
La pulseada salarial de 2012 asoma como la más caliente de los últimos 8 años. Pese a que el grueso de los convenios vence entre marzo y mayo, ya empezaron a hacerse públicos los primeros tironeos entre empresarios y sindicalistas . Héctor Méndez, ex titular de la UIA y miembro actual del directorio de esa entidad, se mostró ayer de acuerdo con la intención del Gobierno de ponerle un tope a los incrementos salariales . “Es un tema importante para que no haya una disparada, (porque) una carrera de precios y salarios sería una cosa trágica en este momento”, argumentó Méndez. De acuerdo con el empresario, las subas este año deberían rondar “entre el 15 y el 18 por ciento” .

Pero Omar Plaini, miembro del Consejo Directivo de la CGT y moyanista puro, salió a cruzar rápido la pretensión de colocarle un techo a los aumentos.

“Cada actividad va a discutir libremente en paritarias lo que crea conveniente para la recuperación salarial” , advirtió el sindicalista.

La CGT, según surge de las declaraciones de ayer de Plaini, posiblemente también respalde que se reclamen porcentajes de aumento superiores a la inflación del último año. “Hay actividades que todavía vienen muy retrasadas . Si tomamos los últimos 8 años y miramos los gráficos veremos que la productividad aumentó mucho más que la recuperación salarial. Así que por lo tanto todavía estamos en la etapa de recuperación salarial”, dijo a radio Mitre el dirigente moyanista.

Desde la vereda de enfrente, el empresario Héctor Méndez reclamó “tener un poco de control” en las discusiones paritarias “para no desbordar los precios”.

Aunque sigue sin ser oficializada, la pretensión del Gobierno de fijar un tope del 18% para las discusiones paritarias de este año empieza a hacer agua. ¿La razón? Ningún dirigente sindical aparece dispuesto a firmar por un porcentaje que está varios puntos por debajo de la inflación real de 22,8% del último año.

La negociación paritaria de los colectiveros es un ejemplo.

“Por el 18 por ciento no firmo ni loco” , aseguró a Clarín Roberto Fernández, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). El sindicalista agregó: “Aumentaron la luz, el gas, los impuestos y la canasta básica de alimentos. Si el año pasado acordamos un 23 por ciento, este año no podemos aceptar menos del 25” . La paritaria de los choferes de corta distancia se venció el pasado 31 de diciembre y ahora Fernández está a la espera de que lo citen para empezar las negociaciones.

Otros que tampoco aparecen dispuestos a aceptar ningún techo salarial son los cuatro gremios ferroviarios (La Fraternidad, Unión Ferroviaria, Señaleros y Personal de Dirección), a quienes el mes que viene se les vence la paritaria .

Por primera vez, y para hacerse más fuertes en las discusiones, los cuatro sindicatos irán juntos a la mesa de negociación . El maquinista Omar Maturano se negó a anticipar qué aumento pretenden, pero explicó que el reclamo estará relacionado con la inflación real del último año.

“Pediremos porque las empresas ganan. Y si dicen que no pueden pagarlo que se sinceren las tarifas” .

En otros sindicatos directamente no están pensando en porcentajes. Según supo Clarín , algunos de los gremios que integran la Confederación de Industrias Alimenticias (CASIA) piensan ponerse de acuerdo para reclamar juntos un salario básico inicial de $5.000 . “No hay que hablar de porcentaje sino de poder adquisitivo”, dijeron en un sindicato de la CASIA. Si logran el básico que pretenden, la suba para los trabajadores de ese gremio será de casi el 30%.

Comentá la nota