Empresas evalúan procedimiento preventivo de crisis ante un bloqueo

Pese a los trascendidos que indicaban que empresas de la pesca local presentarían un procedimiento preventivo de crisis ante las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación en la ciudad, su delegado, Ángel Ratto, confirmó a El Atlántico que "nada de eso sucedió" hasta ayer.-
La medida la habrían analizado adoptar ante el bloqueo que desde el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) están implementando desde el miércoles en la carga de contenedores con producción marplatense para la exportación.

La falta de un convenio colectivo de trabajo, que garantice óptimas condiciones laborales y de contratación a poco más de 2500 trabajadores del sector fresquero, motivó que los afiliados al SOMU se negaran a prestar el servicio de remolque de la mercadería procesada en la ciudad. El paro, que promete sostenerse hasta el miércoles 24 (día en que el gremio se reuniría con las distintas patronales), enardeció los ánimos de los empresarios de la actividad. Así, las Cámaras que nuclean a las firmas (Industria Pesquera, Armadores, Consejo de Empresas y Embarcaciones) adelantaron la tramitación de este procedimiento, que de no encauzar prontas soluciones, pondría en jaque alrededor de 12 mil fuentes de empleo, según informaron los empresarios.

La solución, si este recurso se formaliza ante el Ministerio de Trabajo, es unidireccional: la intervención del Estado incorporando a las firmas al Programa de Recuperación Productiva. ¿Qué implica esto? Que el gobierno garantice a los empresarios la entrega de un subsidio de 600 pesos por trabajador con la condición de que el despido de personal no se concrete.

Ratto señaló que ayer no ingresó ningún documento ni solicitud de "esa naturaleza" a la cartera de trabajo. "Quizás lo hagan mañana (por hoy)", dijo, sin descartar la concreción.

POSTURA EMPRESARIAL

Si bien confirmó la intención de las firmas pesqueras de tramitar un procedimiento preventivo de crisis, Oscar Fortunato, presidente del Consejo de Empresas (CEPA), descartó que sean las cámaras que los nuclean las que formalicen este recurso ante el Ministerio. "Lo único que hicimos fue adelantar la decisión de los empresarios, porque la ley indica que quien tiene potestad para formalizar un recurso así don los particulares damnificados", clarificó.

Entre tanto, explicó que las autoridades de las firmas pesqueras están en "todo su derecho, porque la ley se los permite", de presentar recursos cuando están en problemas. "Y el boicot –como calificó al bloqueo- es un conflicto", razonó. De esta manera, que dijo que las entidades pueden "bajar la actividad y hasta suspender personal".

"Es como si uno tiene un almacén llena de mercadería y los empleados se niegan a dejar pasar a los clientes. Una de dos: o te comes todo lo que tenés dentro o despedís al personal", comparó Fortunato, intentando resumir, en lenguaje coloquial, al conflicto que atraviesan.

En el comunicado que enviaron a la prensa informando la resolución empresarial, se sostiene que "el bloqueo a la carga de productos para la exportación es anormal e ilegal" en tanto el personal y las firmas no atraviesan ningún conflicto.

Paro hasta el 24

"Seguiremos de paro hasta el 24, día en que nos reuniremos con los empresarios", advirtió Néstor María, secretario general del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos. Según dijo, la medida no se suspenderá en tanto "no haya reales intenciones de firmar el tan reclamado convenio colectivo de trabajo" para el sector.

El cese de actividad se implementó el miércoles pasado, un día antes de que el gobierno anunciara la contratación de Maruba para el servicio de traslado de contenedores al Puerto de Buenos Aires.

"En todos los países, al igual que en este, no se permite la exportación si no hay un convenio firmado. Acá se está incurriendo en una violación a ese derecho", sentenció el dirigente, que informó que el acuerdo laboral favorecería a poco más de 2500 trabajadores que se desempeñan en un total de 104 barcos fresqueros.

Por lo pronto, el paro proseguirá y los trabajadores aguardarán al miércoles de la semana que viene para intentar destrabar el conflicto.

Comentá la nota