Empresas pesqueras no respetan incrementos salariales y despiden a un trabajador por reclamar por su salario

En comunicación con “Dos Horas Más”, Walter Castro, secretario general del Sindicato Argentino de Obreros Navales, manifestó que “hay algunas empresas armadoras que no están liquidando correctamente el incremento salarial y una de ellas directamente despidió a un trabajador cuando éste reclamó el aumento que le correspondía”.
Desde SAON denunciaron mediante un comunicado que el pasado mes los trabajadores acordaron con las cámaras empresarias pesqueras un incremento del 30% salarial para este 2011, en las mismas condiciones que otros sindicatos marítimos.

El caso más problemático es el que involucra a la empresa Natural Fish, que pertenece a Gabriel Quercia, presidente de la Cámara de la Industria Pesquera Argentina. Walter Castro comentó al respecto que “nuestro compañero fue despedido cuando reclamó el aumento del 18% retroactivo a marzo”.

“Hay muchas empresas que no están pagando como corresponde y empujan a que la conflictividad se mantenga en la industria”, aseveró el dirigente, al tiempo que aseguró que en la empresa Solimeno “sus liquidadores dicen que no pagarán el aumento”.

Las irregularidades no solo se dan en las empresas más grandes, sino también en la flota costera, donde el nivel de informalidad preocupa al gremio al igual que el no pago de horas extras. “Me he cansado de llamar a Retrivi pero nunca lo he podido ubicar”, aseguró Castro.

Para intentar ponerle fin a esta situación irregular que afecta a todos los prácticos de muelle, en el sindicato que los representa acudirán al Ministerio de Trabajo de la Nación, instancia donde se acordaron los aumentos salariales.

“Esta semana pediremos a la autoridad de aplicación que cite a los presidentes de todas las cámaras empresarias para que regularicen la situación. Son ellos que no asumen el compromiso firmado y los responsables de que se rompa la paz social en el puerto”, concluyó el Secretario Gremial del SAON.

En el puerto marplatense hay unos 350 prácticos de muelle. Ellos cumplen tareas fundamentales cuando un buque pesquero está amarrado en puerto a la espera de iniciar una próxima marea. Son los encargados de custodiar la embarcación y coordinar la provisión de combustible, víveres y artes de pesca para cuando el buque vuelva a pescar.

Coment� la nota