Las empresas de transporte dicen que no pueden pagar aguinaldos

Las empresas de transporte dicen que no pueden pagar aguinaldos
La Muni rechazó el pedido empresario de un boleto a $ 5,23. Contestaron que no tienen fondos para el pago de salarios y aguinaldos.

Los empresarios del transporte salieron a reclamar un aumento del boleto urbano a 5,23 pesos, pero los funcionarios del intendente Ramón Mestre rápidamente les respondieron que no tocarán la tarifa. Y las transportistas privadas les advirtieron ayer que están complicados para pagar los sueldos y aguinaldos a los choferes.

Las dos empresas privadas de las líneas urbanas, Coniferal y Ciudad de Córdoba, blanquearon en una nota el reclamo de una actualización tarifaria con una nueva suba del 27,6 por ciento, cuando en enero último se aprobó un incremento del boleto del 28 por ciento. El mismo secretario de Transporte municipal, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, se encargó de poner paños fríos. Porque al conocerse la noticia, enseguida saltaron los enojos del usuarios.

El funcionario radical aclaró que el aumento que piden los empresarios “no corresponde” porque los gastos de los costos que tienen están cubiertos con el último incremento del pasaje, cuando subió de 3,60 a 4,10 pesos. Para ese aumento, las transportistas ya pedían una tarifa de 4,68, pero los ediles radicales aprobaron una reactualización menor.

“Les doy la tranquilidad a los vecinos en decirles que no corresponde hablar de tarifa y de variaciones. No vamos a evaluar ni elevar un estudio de los costos”, aseguró Díaz Cardeilhac. “El aumento de enero debía prever (una cobertura) en caso de un incremento en el salario de los trabajadores, y se dio en tarifa a los empresarios que tuvo un acompañamiento”, agregó.

Los empresarios plantearon que el incremento de los sueldos que se cerró para los choferes, con una suba del 30,5 por ciento desde los salarios de mayo, les impactó en las cuentas. Y que el 28 por ciento que se vio reflejado en el bolsillo de los usuarios no entró de igual modo a las transportistas. Fundamentaron que tanto Coniferal y Ciudad de Córdoba dejaron de recibir 1.500.000 pesos que les enviaba por mes la Municipalidad; y que el congelamiento de las partidas nacionales también les complicó las finanzas.

Por ahora, ambas empresas no recortarán las frecuencias, pero sostendrán el planteo de suba en el boleto.

El vicepresidente de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) e integrante del directorio de Coniferal, Gustavo Mira, ratificó lo publicado en la edición de ayer en Día a Día: “Cada seis meses está estipulado en el contrato actualizar la tarifa y, cerrada la tarifaria, tuvimos un aumento de sueldos, y otros costos en combustibles y cálculos de flota”.

El jueves 4 será un día clave en el transporte porque los choferes deberán cobrar el sueldo con el incremento, además del aguinaldo. Hasta ayer las empresas no tenían todos los fondos para cancelar los salarios de los trabajadores.

Jueves 4. Es el día que choferes tienen que sobrar sueldo, con aumento, y aguinaldo. Aún no están los fondos.

Juan Pablo Díaz Cardeilhac -Secretario del Transporte y Tránsito municipal- Les doy la tranquilidad a los vecinos en decirles que no corresponde hablar de tarifa y de variaciones. No vamos a evaluar ni elevar un estudio de los costos. El aumento de enero debía prever incremento en el salario.

Gustavo Mira -Vicepresidente de la Fetap y del directorio de Coniferal- El día miércoles pasado se presentó el pedido en el Palacio 6 de Julio. La actualización tarifaria arroja un valor de 7,36 pesos, a lo que se le quitan los subsidios nacionales y arroja un cálculo de tarifa de 5,23.

Discuten cómo se calcula la tarifa. Para los empresarios del transporte, el cálculo para obtener la tarifa es uno solo y “no tiene margen de error”, pero para la Municipalidad de Córdoba las compañías de colectivos urbanos usan cuentas que “no corresponden”.

Las transportistas llegaron a un boleto a 5,23 pesos de acuerdo con la fórmula que se usa desde la gestión de Germán Kammerath, de cuando data el actual contrato de prestación de servicio. Es un estudio de los costos de salarios, valores de un coche cero kilómetro, combustibles, seguros y datos del índice de precios del consumidor. “No hay margen de error, es lo que siempre se calcula y está por contrato”, dijo el vicepresidente de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap), Gustavo Mira.

Pero al cruce salió el secretario de Transporte municipal, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, quien explicó que los costos de aumentos de sueldos y insumos estaban ya contemplados en el incremento del boleto a 4,10 pesos.

Para el funcionario, en esa fórmula había una previsión para que los empresarios pudieran pagar a futuro un aumento en los sueldos.

“La fórmula que aplican no es la correcta. Esto que piden se previó en el pliego de licitación y tienen cubiertos los costos”, indicó el secretario de Transporte. Y afirmó que este planteo de los transportistas se debe a que no están cumpliendo en óptimas condiciones con los servicios. “Se trata de una reacción de los empresarios porque se tiene que cumplir con las frecuencias porque se resintieron los servicios”, insitió Díaz Cardeilhac.

Comentá la nota