Se encadenaron frente al gremio de petroleros

Los desempleados dicen que ellos se capacitaron para operar en la zona, pero ahora traen trabajadores de afuera.

Las dos perforaciones están a cargo de la petrolera San Antonio que trajo operarios de otras dos provincias petroleras.

Un grupo de ex trabajadores de la industria del petróleo y el gas permanece apostado desde el martes pasado en la puerta de la sede del gremio ubicada en calle Belgrano al 300 en Tartagal. Cuatro de ellos se encuentran encadenados y, según anticiparon, permanecerán en esa postura hasta tanto desde el mismo gremio reciban alguna respuesta a su reclamo, que pasa con conseguir fuentes de trabajo. Hicieron notar que en la zona se realizan diferentes operaciones y que en ellas que se encuentran trabajando operarios de Mendoza y Neuquén, a pesar de los altos índices de desocupación que se registran en la zona, en especial en esta industria. Los ahora desocupados, pero que durante años aportaron al gremio en calidad de afiliados, exigen la inmediata intervención del sindicato para conseguir puestos de trabajo para los operarios locales. Como forma de protesta instalaron, además, una olla popular en la puerta de la sede del sindicato.

Varios meses de reclamo

El pasado 30 de noviembre unos 100 desocupados de la industria, que amenazaban con tomar la sede gremial, prácticamente forzaron la realización de una asamblea extraordinaria para plantear la situación de unos 400 operarios que en el transcurso del 2011 fueron desvinculados de diferentes operadoras y empresas de servicios. La falta de actividad y de planes de inversión ha puesto a la principal industria del norte provincial en una situación casi terminal. Tan grave es la situación para el sector, que hasta quienes no perdieron su fuente de empleo participaron de la primera movilización y de la asamblea extraordinaria realizada el 5 de diciembre para plantear la incertidumbre que se vive en el norte provincial.

Comentá la nota