“Se han encauzado los reclamos”

“Se han encauzado los reclamos”

“El paro no está descartado, pero se han encauzado parte de los reclamos. Falta ahora lo sustantivo que es este dialogo con privados”, señaló el integrante del triunvirato Juan Carlos Schmid al salir del encuentro con funcionarios.

“El paro no está descartado, pero se han encauzado parte de los reclamos. Falta ahora lo sustantivo que es este dialogo con privados”, señaló Juan Carlos Schmid al salir de la reunión en la que la cúpula de la CGT negoció con funcionarios del Gobierno Nacional.

Otro de los integrantes del triunvirato de conducción de la central obrera, Héctor Daer, destacó que se encontró “consenso” en varios puntos de la agenda de reclamos al Gobierno y por el momento no se convocará a un paro nacional.

“Fueron cuatro horas de reunión con el ministro de Trabajo y hemos abordado los temas que habíamos propuesto y generado consenso en algunos de esos temas que serán anunciados en la Casa Rosada, respecto a los jubilados, la asignación universal por hijo y el tema Ganancias”, anunció Daer tras el encuentro en la sede del gremio de la Sanidad.

Pero además el sindicalista destacó como principal logro la convocatoria para el próximo miércoles a “sectores empresariales” a los efectos de “abordar una suma para el sector privado” porque -según dijo- “el sector público ya está avanzando en esas negociaciones” para un bono de fin de año.

Respecto al bono de fin de año, Daer explicó que se continúa negociando con el Gobierno “para establecer un piso para que desde allí cada sindicato discuta su instrumentación y si puede superar ese monto”.

“La CGT no puede suplantar las discusiones paritarias ni las que lleva adelante cada una de las organiza sindicales”, apuntó.

Por su parte, el secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez señaló que “se registraron cuatro coincidencias en el diálogo con el Gobierno, referidos a reclamos puntuales que había formulado la CGT”, tras el encuentro de la central obrera con funcionarios del Poder Ejecutivo.

En este sentido, enumeró “una solución efectiva para el sector de los jubilados, otra para los benificiarios de asignaciones sociales, una tercera que consiste en eximir del pago de ganancias de los aguinaldos y por último la posibilidad de compensar la pérdida de poder adquisitivo de privados y estatales”.

Coment� la nota