Se encendió el reclamo estatal

El conflicto por el reclamo salarial de los gremios estatales se trasladó ayer al Centro Cívico, donde los sindicalistas encendieron fuego en baños del edificio y en la explanada. Intervino la policía y hubo forcejeos.
Los gremios estatales llevaron ayer su reclamo a Casa de Gobierno, donde se produjeron incidentes y forcejeos con la policía. Denunciaron represión, y prometieron endurecer las medidas de fuerza ante la falta de respuesta del Ejecutivo Provincial.

Los sindicalistas volvieron a amenazar con impedir la inauguración del Autódromo Provincial. "No lo van a inaugurar ni con Ecclestone", señalaron entre risas en referencia al cardenal de la Fórmula 1.

El conflicto se generó en horas de la mañana, cuando un grupo de sindicalistas ingresó a Casa de Gobierno, y prendió fuego en los baños de mujeres de los pisos segundo y tercero. Ante ese peligro, tuvieron que evacuar la sede gubernamental, aunque con ciertas dificultades porque la policía quiso hacerlo por planta baja donde el humo era insoportable.

Los dirigentes que comandaron la protesta fueron Jorge Lezcano de UPCN, Ceferino Riela de los Judiciales, Ricardo Araujo de ATE, y Gustavo Montiel del SOEM. Los gremialistas también encendieron cubiertas en una de las explanadas del Centro Cívico.

En esos momentos, la tensión fue máxima, ya que los trabajadores forcejearon con la policía, que intentaba darle paso al camión del Departamento de Bomberos, que después de varios minutos pudo ingresar para apagar el fuego.

"El gobierno debe entender que la situación no da para más. Respetamos a los policías, porque están cumpliendo con su función, pero también hay que poner en la balanza la bronca de los trabajadores, que siempre somos el termómetro de la provincia", afirmó Riela en dialogo con LA ARENA. "Tienen que entregar una propuesta superadora", agregó.

Descuentos.

Por otro lado, Lezcano acusó al gobierno provincial de intentar pagar una suma fija con el descuento que se le realizó a los empleados, por su adhesión a las últimas protestas gremiales. Aseguró que no existe posibilidad de negociar el punto de la restitución del dinero descontado a los empleados por el Estado y agregó que el gobierno "dijo que era imposible esa medida, porque tenían pensado pagarnos los 500 pesos que ofrecieron con lo que sacaban de esos descuentos. Era la misma plata". El Ejecutivo propuso un pago de 500 pesos en octubre más 1.000 en diciembre, como suma fija. "Los trabajadores estamos unidos y así vamos a seguir, no nos van a dividir", manifestó Lezcano.

Después del conflicto, los gremios estatales se reunieron y realizaron una asamblea en la que decidieron continuar con las reuniones sectoriales el lunes próximo a primera hora de la mañana, para luego mantener alrededor de las 10 un nuevo encuentro en Casa de Gobierno.

Mensaje.

Por otra parte, durante su discurso ante los trabajadores estatales, Montiel también le envió un mensaje directo al intendente de la capital pampeana, Luis Larrañaga, a quien le advirtió que no lleve a cabo los descuentos por los días de paro "porque la situación se va a poner peor". El sindicalista, además, afirmó que la Mesa Intersindical siempre apostó al dialogo, y que el gobierno provincial quiso "ningunear" el reclamo, en la última reunión. "Nos decían que el aumento no les iba a tocar a ellos, el gobernador (Jorge) se tiene que dar cuenta que estamos cansados de que nos metan la mano en el bolsillo", afirmó.

Organizarán marchas para toda la semana.

En horas de la noche, Jorge Lezcano, secretario general de UPCN, habló con este medio, y confirmó para hoy a las 10 en la sede de ATE, la realización de una conferencia de prensa donde los integrantes de la Mesa Intersindical "comunicarán a la sociedad la situación actual de los gremios".

En tanto, ayer a la tarde en la sede de Sipos, los estatales se reunieron en con el objetivo de definir las acciones futuras.

Allí determinaron, entre otros puntos, que a partir del lunes llevarán a cabo una serie de manifestaciones, en diversos puntos "estratégicos" de esta ciudad, para culminar a las 10 en la Casa de Gobierno. De acuerdo con Lezcano, estas medidas no significarán la realización de paros sino "acciones absolutamente espontáneas que surgirán de las asambleas pero con una clara postura de endurecernos sin perjudicar los salarios de los trabajadores", aclaró Lezcano. Y completó: "Ante la intransigencia, que estamos viviendo por parte del Gobierno provincial, es el Estado el que tiene el poder de decisión y quien debe tomar las definiciones correspondientes". El secretario general de UPCN se lamentó por los momentos vividos ayer a la mañana y dijo que la protesta continuará.

"Ni Ecclestone lo impide".

Devolución de los días de paro descontados y no a las sumas fijas. Estos fueron los dos puntos básicos propuestos el jueves por la Intersindical para comenzar a dialogar con las autoridades del Poder Ejecutivo y que ante la negativa de estos, cortó abruptamente la conversación.

El encuentro de anteayer se concretó luego de la mediación realizada por el subsecretario de Trabajo, Diego Alvarez, quien fue el receptor de las condiciones de los gremialistas estatales y el encargado de transmitírselas al gobernador Oscar Mario Jorge. "Fue un destrato el de los ministros, una tomada de pelo, no sólo a nosotros, sino también a Alvarez, que hizo su gestión mediadora de buena fe", expresaron ayer diversas fuentes sindicales.

El jueves, minutos antes de celebrarse el encuentro en la Sala "Mechi" Mario, y mientras los representantes gremiales aguardaban ingresar, vieron como llegaba a la Casa de Gobierno el gobernador Oscar Mario Jorge. "Ni siquiera tuvo el gesto de acercarse y saludarnos, al menos. Eso pone en evidencia hasta qué punto está convencido de la necesidad de dialogar", se quejaron.

Luego de los hechos de violencia registrados en el Centro Cívico, desde la Intersindical dos cosas quedaron en claro: la profundización del plan de lucha pero sin paros, para no afectar aún más los bolsillos de los estatales cuyos sueldos son reducidos por el descuento de los días no trabajadores, y dentro de esta estrategia (con actos de protesta focalizados), preparar una manifestación contundente para el 11 de noviembre y los días previos en el autódromo a inaugurarse con una fecha del TC.

"Ni Ecclestone lo va a impedir", graficó Ricardo Araujo en diálogo con Radio Noticias, cuando anticipó la realización de acciones de protesta en el circuito y en alusión al hombre fuerte de la Fórmula Uno, el inglés Bernie Ecclestone.

"Accionar rayano a lo delictivo".

El gobierno provincial calificó de "accionar rayano a lo delictivo" lo sucedido ayer frente a Casa de Gobierno. Lo hizo a través de una solicitada que se publica en esta edición, en la que también acusó a los dirigentes sindicales de fogonear la protesta para posicionarse dentro de sus gremios y en respuesta a intereses políticos, y advirtió que el nivel de violencia puso en peligro no sólo al personal de Casa de Gobierno y a quienes circulaban por allí, sino que no se condice con "la idiosincrasia de los pampeanos".

El gobierno recurrió a la vía de la solicitada para exteriorizar su opinión sobre lo sucedido en las afueras de Casa de Gobierno, cuando la protesta salarial de la Mesa Intersindical derivó en una quema de gomas que obligó a evacuar parte del edificio y desencadenó incidentes entre manifestantes y policías.

Precisamente, la solicitada advirtió que las primeras víctimas de ese accionar fueron los policías que custodiaban el lugar y los empleados que se encontraban trabajando en las oficinas del Centro Cívico. "Se puso en riesgo no solo a empleados, sino también a los que se encontraban dentro y en las adyacencias, que sufrieron las mismas consecuencias, incluidos los vecinos que debieron soportar esa tóxica nube de humo", expresó el gobierno.

Para el Ejecutivo, el comportamiento de los manifestantes puso en peligro "la paz social" y no encuadró "en los deberes elementales que deben respetar los agentes gubernamentales", como son la conservación de los bienes del Estado, y observar en el servicio y fuera del mismo "una conducta decorosa".

"El accionar rayano con lo delictivo -sentenció el gobierno- no es propio de los estatales que conocemos y que aportan diariamente con su tarea, de forma respetuosa y responsable, y a los que ni podemos imaginar agrediendo a nadie".

Para el equipo de Oscar Jorge, los incidentes de ayer "son expresiones marginales de violentos que alientan una disputa que tiene que ver con lo político y con la aspiración de consolidación personal en sus respectivas organizaciones".

Nube.

La nube de humo que generó la quema de gomas obligó a "evacuar al personal para proteger su salubridad e integridad física", expresa la solicitada en otro párrafo. Este abandono obligado de los puestos de trabajo no significará ningún descuento salarial para las personas que tuvieron que hacerlo, se aclaró.

"Esperamos una solución"

Sergio Violo, ministro de Hacienda, planteó, antes de los incidentes ocurridos frente a Casa de Gobierno, que el gobierno provincial mantenía su postura dialoguista con la Intersindical, aunque no dio precisiones sobre una fecha determinada. "Tenemos expectativas de seguir conversando, no quedó convenida una fecha cierta, pero el diálogo nunca se corta definitivamente", sostuvo.

"No sé quién se puede adjudicar quién debe llamar, pero van a seguir las negociaciones, seguramente", acotó el funcionario en diálogo con Radio Noticias.

¿El problema con los gremios se planteó con la decisión de no reintegrar los días no trabajados? "Sí, se planteó como un punto insalvable; se trataron todos los puntos en consideración y el gobierno, para encontrar una solución al conflicto, había manifestado algunas propuestas, como las sumas fijas (500 pesos en octubre y mil en diciembre). También de trabajar conjuntamente en una Ley de Paritarias".

Otro pedido gremial fue el blanqueo de sumas en negro. Al respecto, Violo explicó que "se aclaró que ello implicaba un incremento salarial y de acuerdo a las arcas provincias, y como se encuentra el sistema financiero, no era posible porque condicionaba a futuro los desembolsos salariales".

-En síntesis, ¿acá el problema es de plata?

-Si se toman decisiones salariales que condicionan a futuro, esto implica incrementos que deben continuarse en el tiempo, a diferencia de la suma fija que es por única vez. Esta propuesta no estaba referida solamente a los empleados, también para los pasivos y municipales.

-¿Ya está tomada la decisión de pagar esas sumas fijas?

-Está dentro de las posibilidades financieras. Este fue el ofrecimiento que se llevó a la mesa, no está dispuesto, todavía.

-Desde los gremios se dice que esas sumas fijas no equiparan las pérdidas por los días de paro descontados.

-No es así, porque los descuentos significan un importe pero nunca representan la inversión (de las sumas fijas) que rondarían los 60 millones de pesos y se trataría de llegar a los salarios más bajos. El gobierno, según la normativa vigente, tiene que pagar por los días trabajados. Esto es lo que está resuelto hasta el día de hoy.

-También se denuncia que los descuentos son arbitrarios.

-No, los descuentos se hicieron de acuerdo a la información recibida para su liquidación. Que puede haber algún error, puede ser, pero no tenemos tantos reclamos.

-Hoy están radicalizadas las posturas de las partes en conflicto, no se ve una salida.

-Cuando uno se sienta a negociar siempre hay un punto de encuentro. Deberemos seguir trabajando en ese sentido y esperemos que esto se solucione a la brevedad.

-La Intersindical consiguió en junio un 20 por ciento de aumento luego de un plan de lucha, esto indica que la estrategia gremial seguirá siendo la misma.

-Esperamos que esto no suceda y que las negociaciones se encaminen, que haya conversaciones y podamos resolverlo hoy mismo. No tengo fechas ni horas, pero esperamos lograr los encuentros necesarios.

-¿Y si las asambleas endurecen la postura?

-Vamos a tratar de hacer todo lo posible para encontrar solución al problema. Cuando se nos piden que devolvamos los días descontados, hay que pensar en los que no hicieron paro.

Comentá la nota