ENTRE EL SABOTAJE Y LOS PEREJILES

ENTRE EL SABOTAJE Y LOS PEREJILES
La empresa Metrovías emitió un comunicado mediante el cual denuncia el sabotaje de la Línea B de subtes, que derivó en un nuevo inconveniente técnico por el cual se demoró el servicio. En cambio, los metrodelegados aseguraron que no quieren "ser suicidas" ni "perejiles" y aclararon que ellos no operan en la zona donde ocurrieron los incidentes. Vuelve el servicio reducido hasta Los Incas.
Metrovías informó que este viernes se confirmó un sabotaje en la Línea B lo que provocó el problema técnico ocurrido en la Estación Rosas que causó demoras y problemas en el servicio (ver nota).

"A las 05:30 hs. personal técnico de la empresa, encontró un cable de retorno de tracción cortado que da continuidad eléctrica a los rieles, esencial para el desplazamiento de los trenes. Asimismo, las puertas de ingreso al sector técnico, donde se encuentra el sistema de señalamiento, estaban forzadas", afirmaron mediante un comunicado, adjuntando dos fotos.

La falla ocurrida no permitió la puesta en servicio de las 19 formaciones que se encontraban disponibles a primera hora de la mañana. La empresa realizó las denuncias pertinentes y se encuentra investigando el hecho a fin de identificar a los responsables.

"Es lamentable confirmar una vez más que hay personas que intencionalmente buscan afectar el servicio y perjudicar a los más de 300 mil usuarios de la Línea", afirmó Lucia Ginzo, gerente de Relaciones Institucionales de Metrovías.

Inmediatamente, la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) realizó una conferencia de prensa negando todo tipo de responsabilidad tanto en lo ocurrido este jueves como durante esta mañana.

Primero, culparon a Metrovías y a SBASE por la agresión ("nos demonizaron durante 20 días") e hicieron hincapié en que sus denuncias se demostraron. "Ayer a las 11:30 de la mañana, un conductor -que es un instructor-, descarriló en la zona de las cocheras que dijimos que no eran seguras. Nadie pudo decir que eso fue responsabilidad nuestra, porque nuestros compañeros no trabajan en esa zona. Su problema fue que no tenía comunicación en esa zona, algo que también habíamos denunciado", afirmó el titular de la AGTSyP, Roberto Pianelli. "Y hoy falló el sistema de señalización. No somos suicidas", agregó.

"Nos dicen que somos vagos, pero tenemos tres compañeros muertos en dos años por la falta de mantenimiento", acusó, a su lado, el delegado de la línea B, Claudio Dellecarbonara.

"Los metrodelegados no somos perejiles. El Gobierno de la Ciudad se tiene que hacer cargo de que lo pasó", completó Néstor Segovia. "Demostramos que lo que dijimos, teníamos razón. Y que los problemas operativos son por inaugurar estaciones a las apuradas para las elecciones", insistió.

Asimismo, anunciaron que volverán a operar el servicio sólo hasta Los Incas y que sería inminente una medida de fuerza.

Comentá la nota