Escándalo en San Luis: el vicegobernador denunciado por alquilar una casa de la CGT sin autorización

Es por un monto cercano al medio millón de pesos. La denuncia surge desde el movimiento obrero y explican que la institución está “acéfala”.

El vicegobernador puntano y candidato a diputado Nacional, Carlos Ponce, fue acusado de alquilarle al Municipio de Villa Mercedes una casa de la CGT para que funcione una dependencia pública, sin autorización legal, por la que se cobrará $478.800 en total durante dos años.

“En Villa Mercedes parecería realmente que se están usurpando títulos y cargos; entonces hemos planteado que necesitamos la normalización y después políticamente que cada uno pueda hacer lo que quiera”, argumentó el secretario general del Sindicato de Panaderos, Dario Martinelli.

El contrato de locación firmado entre Ponce y el municipio mercedino establece que la casa será usada como oficinas administrativas de la Subsecretaría de Control Urbano mediante el término de dos años a partir del mes de enero de 2019. Durante el primer año se abonarán $17.800 por mes mientras que en el segundo año el monto a pagar será de $22.000. La Regional Villa Mercedes atraviesa un proceso de normalización (de momento permanece acéfala) que se encuentra supervisado por la secretaría del Interior de la CGT. En este sentido, el vicegobernador no podría tener la autoridad legar para representar a la institución, ni firmar como secretario general de la Regional.

“Tenemos una documentación que nos llegó a nuestro poder y vamos a hacer una conferencia de prensa. Nosotros tenemos dos casas, una ubicada en Chacabuco y Balcarce y otra en Chacabuco 42. La documentación tiene un número de expediente (…) por eso planteo el tema de la normalización de la CGT. Hay un expediente de alquiler de una casa. ¿Quién es la CGT, la comisión que alquila la casa al municipio? Lo digo a título personal porque a mi gremio lo teníamos que normalizar, yo era normalizador y actuaba en función del poder que me había otorgado la Federación”, continuó Martelli.

Por su parte, el candidato de Alberto Rodriguez Saá firmó los recibos de pago de alquiler de los meses de enero y febrero por un monto de $35.800, en nombre de secretario general de la Regional Villa Mercedes. Además, en el expediente se explicita que el cheque deberá ser realizado a nombre del secretario de Finanzas de la entidad, Félix Paredes.

En este sentido, Martelli dijo que “acá no hay certificación de autoridades, no hay normalizador, dicen ser secretarios de la CGT, firman”.

“Está cobrando un alquiler, hay un contrato de locación firmado con la Municipalidad, estas dos casas fueron entregadas en el año ’55 a Oraldo Britos. Una se utilizaba para el funcionamiento de la CGT y la otra se prestaba a los mineros, trabajadores que querían parar y dormían, donde está y ha funcionado siempre acción comunitaria, adultos mayores del municipio”, se explayó.

En los últimos días, desde la CGT a nivel nacional, se dieron a conocer los encuentros que se llevaron a cabo con los mayores aspirantes a la conducción: Martinelli, por un lado, y José Ucelay, por el otro.

El mensaje desde la CGT a nivel nacional aspira a que la entidad de Villa Mercedes se normalice con unidad. Se entiende que los polos de Darío Martinelli y José Ucelay parecen ser irreconciliables, aunque también ha resonado el nombre de Marcelo Periale, un hombre con llegada a ambos sectores.

Se espera para la próxima semana que se eleve una denuncia a la Fiscalía para que tome cartas en el asunto y se investigue posible usurpación de cargos y malversación de fondos, y también se espera que el Consejo Deliberante tome participación.

Coment� la nota