Escasez de combustible por paro de camioneros

En la tarde ayer una gran cantidad de automovilistas realizó largas colas en las estaciones de servicio que aún tenían combustibles para asegurarse la provisión de nafta y gasoil mientras dure el paro de camioneros.
La escasez de nafta y gasoil empezó a sentirse con fuerza en la víspera en la capital jujeña como consecuencia de la protesta que los trabajadores del Sindicato de Camioneros empezaron el martes en todo el país, con el bloqueo a las destilerías y el paro del transporte de combustibles. Pese a la quietud del feriado nacional por el “Día de la Bandera”, muchos automovilistas se aseguraron de cargar los tanques para evitar hoy inconvenientes por falta de combustible.

Ayer se calculaba que sin la reposición de los combustibles, en 24 horas habría desabastecimiento en todas las estaciones. Las playas de YPF tenían combustibles hasta ayer a la noche, las de Shell tenía provisión para un par de horas más. En tanto las estaciones de Refinor se quedaron sin naftas cerca del mediodía de ayer y solamente les quedaba gasoil para un par de horas más.

En la estación de servicio de YPF ubicada en calle Güemes se observó un a cola de más de una cuadra. Los estacioneros dijeron que anoche recibieron la llegada de dos camiones con combustibles, lo que hacía pensar que no habría riesgo de faltante. Mientras que en la estación de Refinor ubicada en Patricias Argentinas y Salta el panorama era totalmente distinto, no había colas, sólo un par de vehículos cargando los últimos litros de gasoil que quedaba. Empleados de la estación indicaron que, según se les había informado, la situación se normalizaría cuando termine el paro de camioneros.

En la estación de YPF ubicada al costado de la autopista en el acceso sur a la cuidad, las colas fueron de más de dos cuadras, muchos camiones de gran porte esperaban el turno para llenar los tanques de gasoil. La cola para cargar naftas se extendió por más de una cuadra y media, la mayoría eran autos particulares.

En tanto los taxistas despreocupados y ajenos al problema cargaron GNC de forma normal.

En la estación de Refinor en Las Lomas las filas fueron un poco más cortas, pero los empleados indicaron que en la noche del martes recibieron combustibles que debían alcanzar hasta hoy, pero que debido a la gran concurrencia de clientes era imposible calcular si en la presente jornada habría combustibles o no.

Entre los automovilistas se pudo observar la preocupación debido al alerta que dieron los medios de comunicación que advertían un prolongado período sin combustibles debido al bloqueo a las destilerías que protagonizaba el gremio de camioneros.

“Siempre es mejor asegurarnos de tener el tanque lleno, nunca se sabe si realmente va a haber provisión de nafta, y mañana todo empieza a moverse de nuevo, mejor cargar el tanque lleno por si acaso”, concluyó un automovilista consultado en la víspera.

Comentá la nota