El Esop les pagó hasta ahora a Saillén y a Catrambone

El Esop les pagó hasta ahora a Saillén y a Catrambone

Este mes cobraron más de $ 100 mil cada uno, pese a sus licencias gremiales. Pidieron la suspensión de pagos tras ser detenidos. El ente municipal también abona los sueldos de otros gremialistas, aunque no prestan servicios.

Los líderes del sindicato de barrenderos y recolectores de Córdoba, Mauricio Saillén y Pascual Catrambone, percibieron este mes salarios superiores a los 100 mil pesos, según consta en registros oficiales a los que accedió La Voz. El secretario general del Surrbac percibió de bolsillo 96.252 pesos (111.920 pesos en bruto), mientras que a Catrambone el ente municipal le depositó 112.076 pesos (130.321 pesos sin deducciones).

De acuerdo con la documentación, los salarios de ambos dirigentes fueron abonados por el empleador inscripto bajo el Cuit 30-71514565-7, correspondiente al Ente de Servicios y Obras Públicas, que depende de la Municipalidad de Córdoba.

El titular del Esop, Alfredo Sapp, confirmó que en igual situación está el resto de los gremialistas que se encuentran en la nómina de personal del ente, aunque no cumplen tareas ahí sino en el sindicato, en la obra social o en la mutual.

En enero último, La Voz difundió que la estructura del Surrbac, de la mutual del gremio (Amsurrbac) y de la obra social (Ossurbac), conformada por 40 gremialistas, estaba contratada por el Esop. De ellos, 30 gozan de licencia gremial, por lo que no desarrollan tareas en el ente municipal, aunque sea este el que afronta el pago de sus haberes.

“Efectivamente, los gremialistas son empleados del Esop. A todos estos dirigentes del gremio se los ‘comió’ el Estado”, dijo ayer Sapp.

Detalles

En el caso de Mauricio Saillén y de Pascual Catrambone, los depósitos de ambos salarios quedaron registrados el 11 de septiembre, y corresponden al mes anterior. Ambos dirigentes sindicales fueron detenidos el 27 de agosto, cuando la Justicia federal dispuso trasladarlos al establecimiento carcelario de Bouwer bajo la imputación de asociación ilícita, usura y administración fraudulenta, en el marco de presuntos desmanejos de la mutual del Surrbac y del otorgamiento de créditos a tasas usurarias.

Ayer, Sapp confirmó que, luego de que se realizaron las detenciones, ambos gremialistas solicitaron al Esop la suspensión de sus respectivos haberes.

“Días después de ser detenidos, mientras el ente analizaba la situación para suspender los haberes de ambos, Saillén y Catrambone solicitaron por escrito que no se efectivizara el pago de sus salarios”, indicó el funcionario.

Los haberes de Saillén y de Catrambone registran un incremento del 10 por ciento entre abril y agosto, tal como surgió de la paritaria.

Así, Saillén pasó de cobrar 101.629 pesos a 111.920 pesos; Catrambone percibió un haber de 117.682 pesos en abril y de 130.321 pesos en agosto. Ambos también cobraron el medio aguinaldo que se liquidó en julio, cuando el Esop le depositó a Catrambone 195.482 pesos y a Saillén 147.824 pesos. Esos montos corresponden a haberes sin los descuentos de ley.

Además, Catrambone es director en representación del gremio de Cormecor, la sociedad que administra el enterramiento sanitario.

El ente municipal que emplea al Surrbac

Con licencias gremiales a cargo del empleador.

El Esop paga a los empleados que están con licencia gremial y se desempeñan en el Surrbac, en la mutual o en la obra social.Saillén y Catrambone tienen salarios de bolsillo superiores a los 100 mil pesos mensuales.Tras ser detenidos, solicitaron que se suspendiera el pago de los respectivos haberes.Serían unos 30 empleados del Esop los que perciben el salario del ente aunque no prestan servicios por gozar de licencia gremial.

Coment� la nota