La CGT espera anuncio sobre las asignaciones

La CGT espera anuncio sobre las asignaciones
Por Emilia Delfino.

La CGT Balcarce espera que la próxima semana la presidenta Cristina Fernández de Kirchner convoque a la central obrera para anunciar un “ajuste” en las asignaciones familiares, el seguro de desempleo y la Asignación Universal por Hijo.

“Estimamos que la actualización rondará entre los 22 y los 25 puntos, como el salario mínimo o los acuerdos paritarios”, confió uno de los dirigentes a PERFIL.

Esta semana, el anuncio de la liberación de 2 mil millones de pesos a las obras sociales logró desilusionar a la central que apoya al Gobierno, que espera el pago de una deuda de 15 mil millones de pesos, y la actualización de 170 mil expedientes que la Superintendencia de Salud debe abonar a las obras sociales.

En tanto, la interna feroz por la conducción de la CGT sigue agudizándose. Los “gordos”, que pretenden esmerilar a Antonio Caló (UOM), ahora afilan estrategias con Luis Barrionuevo, de la CGT Azul y Blanca, para presionar por un triunvirato.

Esta semana, ambos sectores dejaron correr la versión de que la Presidenta interceptó a Armando Cavalieri (Comercio), mientras el sindicalista mantenía una reunión con uno de sus funcionarios en la Casa Rosada, y le pidió que “bajen” a Caló como candidato a la secretaría general. En su lugar, Cristina “pidió” a Francisco “Barba” Gutiérrez. La respuesta de Cavalieri fue: “No queremos a un montonero en la CGT”.

Los miembros del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) que creó Omar Viviani (taxistas) para sostener a Caló, negaron esa versión. El MASA es el principal opositor al triunvirato. “No les vamos a dejar 2 a 1”, aseguran. Es que, de conformarse un triunviro, los “gordos” y Barrionuevo concentrarían la mayoría de la conducción.

A menos de un mes del congreso de elección de autoridades, la CGT Balcarce no logra consenso entre sus miembros y aflora la posibilidad de un quiebre.

“Viviani le prometió al Gobierno que si dejaba a Moyano y se unía a la CGT oficial podía debilitar por completo al Negro –por el líder camionero–. Pero aún no lo logra”, confiesan en la CGT Balcarce. Las internas, en tanto, sólo logran fortalecer al enemigo.

Comentá la nota