Esperan un paro con alta adhesión y piquetes en accesos

Esperan un paro con alta adhesión y piquetes en accesos

Ganancias será el principal reclamo, pero también hay mensajes para los aspirantes a suceder a Cristina Kirchner en el poder.

Hay una fuerte expectativa por elparo del próximo martes, ante la gran cantidad de adhesiones y el guiño del secretario general de la CGT oficialista, Antonio Caló a sus afiliados, al ofrecer “libertad de acción” por primera vez ante una medida impulsada por lascentrales opositoras y los gremios del transporte. La medida apunta a la falta de respuestas de la gestión actual, centrado en el pedido por una reforma del impuesto a las ganancias, pero también se está enviando una señal a los posibles sucesores, mientras el gremialismo peronista comienza a discutir con discreción el contenido de los reclamos que trasladará a la próxima administración.

“Se saben los títulos: son ganancias, las obras sociales y el modelo sindical, pero aún hay que discutir el contenido de las propuestas que llevará el gremialismo ante una nueva administración”, explicaron a PERFIL desde uno de los principales gremios de la CGT oficialista. Los temas también fueron destacados como los más importantes entre algunos de los secretarios generales que integran la Conferación Argentina de los Trabajadores del Transporte (CATT).

Esta organización, que tiene como secretario general al moyanista Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), cobró un importante protagonismo y aspira a ser un sector fundamental en el proceso de unificación al que aspiran los distintos sectores hoy divididos en tres centrales. Con este fin, Schmid convocó a un plenario de unidad de todos los gremios del transporte para el próximo día 14.

“Esperamos que a los 22 gremios que estamos trabajando ahora se sumen los cinco que faltan y podamos impulsar la unidad de todo el sindicalismo”, explicó Schmid.

En la última semana se confirmó la adhesión de la CGT que dirige Hugo Moyano, de la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo, de la CTA de Pablo Micheli y de los bancarios. Además, confirmó su participación el gremio de colectiveros. Clave para garantizar un paro de fuerte impacto.

También se sumará el sindicato de la alimentación, afiliado en la CGT Caló. También habrá paro en el cordón industrial de Rosario, por la adhesión de los aceiteros y de la CGT San Lorenzo.

Como lo han hecho en anteriores ocasiones, las organizaciones sindicales de la izquierda llevarán sus propias consignas en los piquetes que desplegarán en los principales accesos a la Capital, además de impulsar el paro en fábricas afiliadas a sindicatos que no adhieren a la medida de fuerza.

“Se quiebra la CGT oficial, paran las grandes plantas y parques industriales de gremios no adheridos a partir de asambleas obreras”, celebraba ayer el diputado del Partido Obrero Néstor Pitrola.  

Las internas combativas de la zona norte mantuvieron ayer una reunión y definieron la realización de piquetes a los que también se sumarán militantes del Partido de los Trabajadores Socialistas. Además, se estudia la posibilidad de bloquear las entradas al Parque Industrial Pilar por el conflicto en la fábrica Workcolor.

También se espera la confirmación de que la línea Sarmiento, que controla la lista Bordó de Rubén Sobrero, no sólo paralizará el tren sino que también se sumará con sus activistas a los piquetes en la zona oeste.

Comentá la nota