Esperando una oferta

Las sucursales se mantuvieron cerradas para la atención al público, en tanto que funcionaron las operaciones de clearing (liquidación de cheques) interbancario. 

Desde los gremios indicaron que no hubo “propuesta de incremento seria” de la banca, la que consideraron que debe superar 30 por ciento para recuperar el poder de compra perdido tras las tensiones de precios de 2014, producto de la devaluación. Afirmaron que si no existe una respuesta pronta de las entidades empresarias, podrían convocar a un paro de 48 horas. Los representantes gremiales se reunirán hoy y mañana para evaluar nuevas medidas de fuerza.

“Llevamos 132 días de negociaciones paritarias y no hemos recibido ni una propuesta, ni razonable ni irracional. Los aumentos no pueden ser menores al 30 por ciento, porque pretendemos recuperar el poder adquisitivo que se perdió en 2014, año en que firmamos aumentos por 29 por ciento, pero los precios subieron más”, dijo a este diario Eduardo Berrozpe, del gremio La Bancaria. Agregó que “las cifras que pedimos no son descabelladas. Los bancos el año pasado incrementaron sus ganancias en un 56 por ciento, en parte por la devaluación que se hizo a principio de 2014”.

Además de los reclamos de incremento de salarios, los trabajadores del sector pidieron cambios en el Impuesto a las Ganancias, ya que entienden que la reciente actualización del monto de las deducciones se perderán tras la firma de los convenios colectivos. “Reclamamos por una reforma integral en el Impuesto a las Ganancias, pero también por un cambio estructural en el sistema tributario”, indicó Berrozpe.

El Ministerio de Trabajo convocó para la semana que viene a una reunión entre los bancos y los trabajadores del sector. Desde La Bancaria aseguraron que no es una solución, porque las empresas seguirán sin llevar a la mesa de negociación una “propuesta de aumento razonable que posibilite recomponer el poder adquisitivo de los salarios de la rama”. Agregaron que la adhesión al paro de ayer se ubicó en torno del 90 por ciento, en tanto que los niveles más elevados de acatamiento se registraron entre los empleados del Banco Nación. En las reuniones de los representantes gremiales de hoy y mañana a la mañana podrían definirse nuevas medidas de fuerza, entre las que no se descarta convocar a un parate de actividades, de 48 horas.

“Cuando tengan que responsabilizar a alguien de que no haya bancos, no miren al sindicato porque decretó una medida. Hace más de 130 días que se terminó nuestro acuerdo salarial, y no hubo por ahora ninguna propuesta de la banca pública ni de la privada”, dijo el lunes el secretario de La Bancaria, Sergio Palazzo, antes del paro de actividades. Apuntó que por ahora sólo se obtuvo una suma a cuenta que finalizó en marzo, al tiempo que aseguró que los bancos, según figura en actas del Ministerio de Trabajo, debían hacer una propuesta antes del 15 de marzo.

Coment� la nota