"Esta burocracia sindical nunca unirá al movimiento obrero"

"Esta burocracia sindical nunca unirá al movimiento obrero"
El dirigente del PO critica a la CGT opositora y a la oficialista. Adelanta los proyectos que presentará en la Cámara baja y cuenta sus lecturas veraniegas junto al mar.
Néstor Pitrola es uno de los tres flamantes legisladores que ingresaron por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) a la Cámara de Diputados en diciembre pasado. El dirigente del Partido Obrero le contó a Tiempo Argentino algunos detalles de sus breves vacaciones en Pehuen Có, un balneario al sur de la provincia de Buenos Aires, cercano a Monte Hermoso. Y aprovechó también para tocar temas políticos centrales para el FIT: la actual división del movimiento obrero, las inminentes paritarias y algunos de los proyectos que impulsará.

"Me he tomado unos días en esta tranquila playita que es Pehuen Có. Es muy tranquila y accesible, al contrario de algunas grandes urbes tipo Mar del Plata, en las que hay demasiada gente para vivir. Estoy con mi esposa y con mi perra Berta", contó el flamante diputado y agregó: "Alquilé una casita muy agradable. Mi vida de playa ha sido leer, que es lo que más me gusta en vacaciones, jugar al tejo con mi mujer, un poco de paleta. No mucho más que eso. También disfruto un poco el mar, que es muy lindo, con aguas un poco más cálidas que las aguas de la costa meridional".

Hablando del agua, Pitrola se reconoce como buen nadador. "Nadé toda la vida". En materia gastronómica dijo que "lo mío es el asado. Si cocina mi mujer, a mí me toca lavar los platos", sentenció risueño. Si cenan o almuerzan afuera, prefieren "mariscos, que es lo que más nos gusta, sobre todo si vamos a un lugar cercano al mar". El dirigente mencionó que entre sus lecturas de descanso están Acero, un libro de Silvia Avallone, novelista italiana que escribió una novela ambientada en la clase obrera en los años 2000 y 2001, en una Italia marcada por la crisis industrial. "También he terminado de leer Programas del Movimiento Obrero y Socialista, que es un libro que ha editado el Partido Obrero y que recomiendo mucho", remarcó.

Las vacaciones también implicaron, para Pitrola, un descanso de las redes sociales, principalmente Twitter. "Hace nueve días que no twitteo. Eso ya es un descanso extraordinario. Me he limitado a dar algunas entrevistas, como la de ahora", señaló. Lo que no se suspende y marcha a toda máquina son los proyectos que impulsará el FIT en el Congreso. "Desde el punto de vista inmediato, ya tenemos el proyecto del 82% móvil, la abolición del impuesto a las ganancias sobre salarios y un salario mínimo, vital y móvil de 8000 pesos". "Son reivindicaciones acuciantes de los trabajadores. Y también, por ejemplo, ya tenemos en carpeta una ley de jubilación para los obreros de la construcción", apuntó.

Las divisiones sindicales, sobre todo en las diferentes CGT, constituyen un tema en el que Pitrola fijó claramente la posición del FIT-PO: "Nosotros pensamos reunificar a los trabajadores en un congreso de base del movimiento, que discuta un programa y que delibere con delegados electos en asambleas". "Creo que esta burocracia sindical no va a unir nunca al movimiento obrero. De hecho, hablan de unidad y cada vez lo atomizan más porque están enroscados en la interna del PJ y en todo tipo de fracturas", definió. Según el dirigente, este verano "está presentando todas las crisis al mismo tiempo. Es un enero de tensión cambiaria, de fracaso en la política de desendeudamiento del gobierno, de terrible tensión inflacionaria". Para marzo, aseguró, "tendremos un otoño marcado por las paritarias". "Nosotros queremos evitar que se firmen paritarias por determinados importes, no importa cuáles sean, y que después los absorba una remarcación de precios", advirtió. «

Comentá la nota