“Está claro que los empresarios no tienen voluntad de arreglar”

El secretario gremial del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), Sergio Arista, señaló que, desde la última acción directa, no hubo ningún tipo de acercamiento con los estacioneros que se niegan a dar el aumento. “Ya empezamos a sospechar que hay algo detrás de todo esto que no hace más que dilatar la discusión”, remarcó.
En declaraciones a Cazador de Noticias, el dirigente sindical sostuvo: “no podemos decir que estamos cuando comenzamos porque existe un núcleo muy grande de propietarios de estaciones de servicio de Mar del Plata, que representa casi el 80 por ciento del total, que está dispuesto a otorgar la suba”.

“Sin embargo – manifestó, a colación – la composición de la Cámara es lo que está trabando el acuerdo y, de alguna manera, lo tiene cautivo”.

Consultado por los motivos que desencadenaron el distanciamiento, Arista improvisó: “entendemos que detrás de la discusión por el salario debe haber otra cuestión que desconocemos; puede tratarse de cupos, valores o problemas internos con las petroleras”.

“La cuestión – resaltó – es que desde el último 14 de septiembre no pudimos volver a dialogar y seguimos en conflicto con unas doce estaciones de servicio que pertenecen a cuatro grupos y algunas sueltas que se acoplaron, con lógica, a esa postura”.

De todas maneras, al concluir, Arista anticipó: “el próximo jueves tendremos una audiencia en el Ministerio de Trabajo, adonde acudiremos para ver si podemos avanzar”.

Coment� la nota