Esta vez los kinesiólogos cortaron la atención al PAMI

Profesionales decidieron interrumpir los servicios por tiempo indeterminado ante la falta de pago de la obra social de los jubilados. Reclaman montos adeudados del año pasado y de éste.
Los jubilados rionegrinos no paran de sufrir dolores de cabeza constantes a causa de la falta de pago de su obra social, PAMI, a los prestadores.

En esta oportunidad, y pasado el sobresalto de las últimas semanas a raíz del corte implementado por sanatorios y clínicas de gran parte de la provincia, el Colegio de Kinesiólogos de Río Negro anunció que desde inicios de esta semana dejó de atender "por tiempo indefinido" a los beneficiarios del PAMI, por "falta de pago".

Desde la entidad confirmaron ayer que se reclama una deuda que supera el millón de pesos, en parte por un pasivo que quedó "congelado" desde algunos meses de 2010, pero en su mayoría por una deuda que se acumula desde el mes de junio hasta la fecha.

"Estamos reclamando en forma insistente, desde hace tiempo por la deuda de junio, julio y agosto de este año, principalmente, porque entendemos que debemos dar un plazo considerable a una obra social como esta, pero no nos contestan", se indicó ayer desde el Colegio de Kinesiólogos provincial que tiene sede en Cipolletti.

Los números

Sin contar los dos últimos meses de prácticas impagas, es decir septiembre y octubre, el pasivo reclamado supera los 600.000 pesos.

Pero además, se sigue aguardando el pago de un saldo pendiente del 2010, correspondiente a prestaciones realizadas de enero a junio, que gira en torno a los 290.000 pesos. "Es un remanente que quedó 'congelado', y abonan un poquito cada tanto, pero fue quedando olvidado y PAMI no paga".

Se han realizado reuniones y se mantiene contacto permanente con Francisco Galeano, quien está al frente de la obra social de los jubilados en la provincia, "pero no nos dan respuestas", se informó, ante la consulta de "Río Negro".

En los últimos días "dimos un 'ultimátum' –se mencionó– le dimos plazo hasta el lunes para que respondan y realicen algún pago, pero como no pasó nada decidimos cortar las prestaciones kinésicas por tiempo indeterminado".

Es así que en este período, los jubilados y beneficiarios de PAMI que necesiten las prácticas brindadas por los profesionales colegiados –suman más de un centenar en la provincia– deberán abonarla y posteriormente solicitar el reintegro a la obra social.

Cabe recordar que apenas hace unos días atrás, los jubilados también padecieron la falta de atención en clínicas y sanatorios, también por millonarias deudas que reclaman los empresarios. No obstante, luego de implementarse la medida, hubo un encuentro con autoridades de la obra social donde se acordó un cronograma de pagos puntuales para las próximas semanas y se decidió iniciar una serie de negociaciones, para intentar solucionar, antes de fin de año, todas las problemáticas que actualmente ponen en riesgo los servicios en forma recurrente.

Comentá la nota