"Esta medida casi salvaje afecta a toda la actividad"

Lo aseguró Darío Sócrate, gerente de la Cámara de Buques Pesqueros de Altura, luego de la decisión del SOMU de bloquear la carga de contenedores para la exportación. "Esperemos que se resuelva pronto y a través del diálogo", remarcó.
En una entrevista concedida a Cazador de Noticias, el dirigente explicó: "la argumentación que el SOMU esgrime para tomar esta medida, que es realmente muy fuerte, sobre todo en medio de una negociación, es la falta de voluntad del sector empresario, puntualmente el fresquero, para la firma de un convenio colectivo de trabajo".

Y recordó a colación: "el año pasado, con esta misma justificación pero hacia el sector congelador, debimos soportar dos o tres medidas similares a ésta, que creo que van mucho más allá y que tienen que ver con una interna sindical muy complicada".

"No son novedad las diferencias que existen entre el SOMU y el SIMAPE desde el 2005, cuando el Ministerio de Trabajo les otorgó personería gremial compartida, algo que no se pudo mantener a lo largo del tiempo por los múltiples inconvenientes entre ellos", apuntó Sócrate.

Y retomando la cuestión anterior dijo: "las conversaciones con el sector congelador avanzaron; de hecho, se han firmado convenios colectivos de trabajo con el SOMU y también con el SIMAPE, lo que se ha designado como convenios espejo, una situación bastante extraña para este tipo de discusiones salariales".

"Además – continuó el dirigente - se ha abierto una paritaria con el sector fresquero, en el que intervienen CAIPA y la Cámara de Armadores".

Al respecto, puntualizó: "nosotros teníamos una audiencia el martes pasado, la cual fue suspendida por el Ministerio. Fue en respuesta a ello que se decretó esta medida de fuerza por falta de intención, cuando en realidad teníamos un borrador preparado para presentar en ese encuentro". "Es decir, la propuesta estaba", se quejó.

Asimismo, Sócrate sostuvo: "el problema es que el SOMU pretende la representación absoluta de los trabajadores mientras el SIMPAPE tiene una participación importante en el sector marinería".

"No obstante ello – prosiguió – Omar Suárez dispuso que se pidiera el manifiesto de carga a los buques porta-contenedores y, en caso de que contuvieran algún contenedor con pescado de Mar del Plata, no se le presentaría apoyo en lo que respecta a remolcadores, pues allí operan los marineros del SOMU".

En idéntico sentido, especificó: "esta situación obliga a las navíos a desembarcar y genera que el Puerto lleve una semana detenido, lo cual repercute directamente en los ingresos de las empresas, en virtud de las ventas que no se pueden concretar, y por supuesto complica la cadena de pagos".

"Así las cosas – concluyó Sócrate - el hecho de no poder exportar hace que no tenga demasiado sentido trabajar en lo que es procesamiento, en los frigoríficos, y tampoco salir a pescar".

Comentá la nota