Estacioneros y empleados definirán el paro de fin de año

Tras la reunión nacional entre la federación de playeros y autoridades del Ministerio de Planificación, el diálogo se reanudará el viernes. Los empresarios y trabajadores aguardarán para tomar una decisión.

Las playas de abastecimiento de combustibles podrían volver a cerrarse durante las fiestas en reclamo de mejoras para el sector.

Tras la reunión que mantuvieron ayer por la mañana los representantes de la Federación de Empleados de las Estaciones de Servicio (Foesgra) con funcionarios del Ministerio de Planificación Federal en Buenos Aires, el viernes se reanudarán las conversaciones y negociaciones entre ambas partes, por lo que ese día habría una definición sobre las posibles medidas de fuerza que encararían en los surtidores de todo el país. Tanto desde la federación que nuclea a los empleados como en las cámaras empresariales del combustible de todo el país coincidieron que en caso de no haber diálogo con funcionarios nacionales y dirigentes de las petroleras, no venderán combustibles durante el 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero.

Entre los principales puntos del reclamo en conjunto de los sectores de los empleados y los empresarios se encuentra la renovación de los contratos entre las petroleras y las bocas de expendio de todo el país, la sanción de la ley de abastecimiento de hidrocarburos y mejoras en el envío de los combustibles, así como en la rentabilidad de las bocas de expendio.

Luego de la reunión que se llevó a cabo entre los dirigentes de la Foesgra y los miembros del Ministerio de Planificación, el subsecretario de Coordinación y Control de Gestión, Roberto Baratta, pidió al sindicato un plazo de 72 horas para poder solucionar algunos de los puntos que son reclamados desde hace meses.

Anteriormente dirigentes de la Cámara de Estaciones de Servicio y Empresarios del Combustible de Corrien-tes (Cescor) indicaron que van a esperar una resolución en la instancia de diálogo entre el Gobierno, las petroleras y el sector gremial para definir las medidas de fuerza, aunque aclarando que podría no llegar a producirse el cruce de mangueras durante las fiestas. “Nosotros vamos a esperar una definición y a raíz de ello vamos a ver si las medidas se van a concretar o no. De igual forma, creemos que si se mantienen los canales de diálogo con el Gobierno y las petroleras no va a haber necesidad de tomar medidas”, explicó a este medio el secretario de la Cescor, Jorge Sanabria.

De esa manera, el viernes podría haber una resolución sobre las medidas de fuerza que se podrían tomar en la ciudad durante las fiestas si no mejoran las condiciones expuestas por el gremio de los empelados de estaciones de servicio a nivel nacional.

Vale recordar que el martes 6 de diciembre, las entidades que agrupan a los empleados de las estaciones de servicio hicieron una multitudinaria marcha en la sede que la petrolera nacional YPF tiene en el barrio porteño de Puerto Madero, donde se congregaron unos 10 mil manifestantes.

Comentá la nota