Estacioneros reclaman a YPF por las subas de comisiones

Estacioneros reclaman a YPF por las subas de comisiones
Dueños de pequeñas estaciones de servicio advirtieron que corren riesgo de desaparecer a menos que la petrolera estatal les suba los dividendos por vender combustible en consignación
Explicaron que solo con un alza de comisiones podrán afrontar costos operativos cada vez más altos.

Reunidos en la sede de la Confederación de Entidades de Hidrocarburos y Afines de Argentina (CECHA) para la presentación de la nueva plataforma digital de la entidad, los estacioneros precisaron que el 8 por ciento que perciben en promedio por el expendio de productos de YPF se mantiene "congelado" desde hace más de 10 años y demandaron una "urgente actualización".

El presidente de CECHA, Oscar Díaz, dijo que las comisiones de quienes trabajan en consignación con YPF "se fijaron en el 2000", tomando como parámetro "los costos operativos de ese momento", y aseguró que los márgenes de rentabilidad del sector se contrajeron de manera significativa desde entonces, por lo que más de 2.000 estaciones de servicio desaparecieron.

En declaraciones periodísticas, el secretario de la entidad, Carlos Gold, señaló incluso que entre 2011 y 2012, 250 estaciones cerraron, al pasar de 4.085 en todo el país a 3.835, número que se redujo a 3.813 hacia diciembre del año pasado, en medio de adversas condiciones comerciales.

La asfixia financiera por la que transita el sector, según las autoridades de CECHA, generó además que entre marzo y abril de este año la cantidad de estacioneros disminuyera de 3.827 a 3.762 en Argentina y aún quedan 814 en peligro de extinción: 509 en el interior del país, 287 en la provincia de Buenos Aires y 18 en la Capital Federal, informó la entidad.

Se trata de centros de expendio que venden por debajo de los 200 metros cúbicos por mes, precisó Díaz, quien aseguró que esa Confederación respaldó en su momento el regreso de YPF a manos estatales, pero remarcó que pese a la salida de los españoles de Repsol del negocio, la relación comercial entre la empresa y los estacioneros no ha cambiado.

Situación crítica

"Cada vez se necesitan mayores volúmenes de ventas para cubrir los costos operativos de las estaciones de servicio y las que venden por debajo de los 200 metros cúbicos por mes son las que están más expuestas a desaparecer", sostuvo Díaz, que alertó que "el sector está pasando por una situación crítica, pese al aumento del consumo de combustibles".

El presidente de CECHA destacó la necesidad de aumentar las comisiones del 8 al 12 por ciento, o al menos el 10%, pero dijo que YPF se niega, argumentando que necesita reservas de dinero para invertir en producción.

"Las comisiones no guardan relación con el costo operativo de las estaciones de servicio. El precio de los combustibles subió muy por debajo de los salarios y nosotros no podemos sentarnos a negociar salarios que después no se pueden pagar", sostuvo, al indicar que el costo laboral asciende a 12.000 pesos por cada empleado y las estaciones de servicios necesitan una dotación de al menos 10 para poder funcionar 24 horas.

Díaz manifestó que "el panorama no es optimista" para el sector, que agrupa a unos 31.100 trabajadores en la actualidad, y aventuró que "el proceso de desaparición de estaciones de servicio va a seguir creciendo", afectando especialmente "a los pueblos más chicos".

"Existe una gran preocupación en la industria por la baja rentabilidad y no vemos que esta situación se pueda llegar a revertir en un tiempo prudencial", resaltó, al tiempo que afirmó que en el país, "un vacío legal" permite que sean las empresas petroleras las que "manejan el negocio de los combustibles", al fijar las condiciones comerciales.

Comentá la nota