“Estamos en proceso de refundación”

“Estamos en proceso de refundación”
El dirigente señala que busca “darle forma a un movimiento sindical que en la Argentina debe renovar su apuesta y ponerse en sintonía con los cambios del proyecto del kirchnerismo” y llamó a “resistir la restauración neoliberal de los Capriles argentinos”.
El titular de la CTA, Hugo Yasky, aseguró que la central obrera encara “un proceso de refundación” con “una profunda reforma del Estatuto para hacerlo más democrático” y ratificó el reclamo al Congreso de la Nación por una “ley para democratizar la vida sindical”. Además, denunció una “maniobra mediática” del Grupo Clarín para mostrar el paso a las filas del massismo de un dirigente de ATE (Fabián Alessandrini), como una fractura al interior de la CTA. “Es una decisión personal, que no es representativa –concluyó–, se eyectó de la CTA para caer en los brazos de Massa, quien cuando no lo pueda usar más, lo va a dejar en una repisa.”

–En el 2014 termina su mandato como secretario general de la CTA y viene la renovación de la conducción. ¿Corren vientos de cambio en la central?

–La CTA está en un proceso de refundación, que tiene un primer paso en el plenario nacional para llegar a la nueva conducción el 1º de mayo del 2014. Implica una profunda reforma del Estatuto para hacerlo más democrático. Vamos a darles más poder directo a los representantes del interior y a abrir la participación a las minorías con el establecimiento de la representación proporcional. Debemos discutir y definir un código de ética para los dirigentes sindicales, para que sus ingresos sean correspondientes a las categorías que representan en sus gremios. No queremos más dirigentes empresarios que estén de ambos lados del mostrador. La versión del Grupo Clarín de que estoy cansado es mentira. Yo me siento absolutamente comprometido y soy parte de este proceso de cambio. En lo que menos pienso en este momento es en el descanso. Buscamos darle forma a un movimiento sindical que en la Argentina debe renovar su apuesta y ponerse en sintonía con los cambios del proyecto del kirchnerismo y los gobiernos latinoamericanos. También hay una maniobra mediática de Clarín, tratando de convertir a un dirigente de una seccional de zona norte en una especie de enviado de Massa. En cambio, es apenas la triste expresión de alguien que individualmente decidió desertar de la lucha de la CTA. Es una decisión personal, que no es representativa y que implica lamentablemente haber traicionado los principios que defendemos los que tenemos como ejemplos de dirigentes a Amado Olmos, Agustín Tosco o Germán Abdala. Se eyectó de la CTA para caer en los brazos de Massa, quien cuando no lo pueda usar más, lo va a dejar en una repisa.

–¿Sin el fallo definitivo de la Corte sobre la validez de las elecciones del 2010, puede la CTA opositora impugnar los comicios internos?

–El sector de Pablo Micheli ya no es representativo. Quedó reducido a una mínima expresión desde la fractura de la central, cuando la mayoría de los gremios afiliados se quedaron acá. Nos tiene sin cuidado lo que puedan hacer contra el proceso eleccionario y no tienen fuerza para enfrentarnos.

–¿Ustedes siguen reclamando una ley para avanzar en la democratización sindical?

–Necesitamos que el Congreso impulse una ley para democratizar la vida sindical, que establezca un código electoral nacional y de ética sindical. Vamos a presentar nuestras propuestas en un documento elaborado para el plenario nacional a mediados de noviembre en la provincia de Santa Fe.

–¿Cómo son actualmente las relaciones entre la CGT y la CTA?

–Debemos concretar un frente de unidad popular de trabajadores que incluya a la CGT para sostener todas las conquistas del 2003 en adelante, porque más allá de los avatares electorales, el kirchnerismo es la expresión de la construcción de una democracia con distribución de la riqueza. Hay que resistir la restauración neoliberal bajo la figura de Sergio Massa o cualquier otro candidato del poder, de los Capriles argentinos.

–¿Cómo se materializa este frente de unidad de la clase trabajadora?

–En principio, son experiencias de construcciones territoriales en el conurbano bonaerense, donde confluyen sindicatos de la CGT y de CTA que comparten como objetivo el sostenimiento del proyecto del gobierno nacional. No descartamos que pueda llegar a tener una expresión nacional.

Comentá la nota