Están parados los interurbanos

Aoita ratificó anoche el paro anunciado para hoy al fracasar la negociación de última hora. Dijo que los empresarios se negaron a firmar el acta.
Los choferes de Aoita paralizaron desde la madrugada el servicio (Ramiro Pereyra/LaVoz).

Los choferes de los servicios interurbanos del transporte iniciaron a la cero hora de hoy un paro de 24 horas a pesar de que minutos antes el gremio había anunciado su levantamiento porque existía un acuerdo salarial con los empresarios. De inmediato, piequetes de huelga bloquearon la salida de coches en las dos terminales de esta Capital.

Minutos antes de la medianoche, Miguel Herrera, titular de Aoita, denunció que los empresarios se negaron a suscribir el acta acuerdo que habían convenido y que marcaría el fin del conflicto.

Ante una convocatoria de última hora en el Ministerio de Transporte, el dirigente anticipó que se había logrado un acuerdo y que el gremio se disponía a levantar las medidas de fuerza. Sin embargo, en forma sorpresiva, ya sobre el filo de la medianoche, Herrera anunció que la patronal se negó a firmar el acta acuerdo y por ello el gremio decidió seguir adelante con el paro de hoy en los servicios de corta, media y larga distancia.

El sindicalista había informado que el ofrecimiento aceptado por su gremio consistía en un 15 por ciento de aumento en los sueldos hasta septiembre próximo, otro 15 en los viáticos y 800 pesos no remunerativos en abril.

Pero, la Asociación Empresaria del Transporte de Córdoba (Asetac) y la Federación del Transporte Automotor del Pasajeros (Fetap) no rubricó el entendimiento.

La primera audiencia citada para la tarde y que estaba prevista en la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Nación, fue derivada hacia el Ministerio de Transporte provincial por falta de espacio.

Allí, el ministro anfitrión, Dante Heredia, junto a su colega de Trabajo Omar Dragún, trató de acercar la posición de los directivos de la Fetap y Asetac y el titular de Aoita, pero en ese momento no hubo acuerdo. Aoita mantenía el reclamo de un aumento salarial del 32 por ciento e igual porcentaje para los viáticos, además de incrementar el adicional por antigüedad del uno al dos por ciento.

Con ese planteo, las cámaras empresariales y el gremio que encabeza Herrera mantuvieron más de cinco horas de intensas negociaciones. Alrededor de las 17.30, Aoita estuvo a punto de cerrar un acuerdo con las cámaras empresariales que incluía un no remunerativo de 800 pesos en abril y una mejora del 16 por ciento de mayo a septiembre, para después discutir el porcentaje para el siguiente semestre.

En momentos en que Herrera se retiraba de Transporte para trasladar esa propuesta al plenario de delegados que lo aguardaba en la sede sindical, fue llamado nuevamente a la mesa de discusión para comunicarle que los empresarios habían cambiado de parecer y sólo ofertaban un 14 por ciento hasta septiembre.

Ofuscada, la conducción de Aoita abandonó las negociaciones y se trasladó al gremio, donde alrededor de las 20 el plenario de delegados aprobó un paro por 24 horas, aunque dejando abierta la posibilidad de levantar la medida si había una nueva oferta de los empresarios. Finalmente, todos los esfuerzos fracasaron.

Subsidios y tarifas

Empresarios. Dicen que los subsidios que envía la Nación para afrontar los incrementos salariales dejan afuera a 1.500 de los 4.300 choferes que tiene todo el sistema.

Tarifas. La Asociación Empresaria del Transporte de Córdoba (Asetac) pidió un ajuste tarifario del 18 por ciento como condición para dar la mejora que pide Aoita, pero encontró la negativa del Ministerio de Transporte.

El paro. La medida de fuerza de Aoita afecta a los servicios de corta, media y larga distancia de empresas cordobesas.

Comentá la nota