Estatales anticipan rechazo al aumento del 25% que ofrecería el PE

Estatales anticipan rechazo al aumento del 25% que ofrecería el PE
Desde ATE, Martín Rodríguez, señaló que el guarismo ofertado no cubre las expectativas del sector. Indicó, además, que el ascenso debe impactar en el salario básico de los trabajadores, al solicitar que el mismo llegue a los $4000. Críticas al ministro Osvaldo Jaldo.
"Todavía no hay humo blanco, no hay nada oficial". De esta manera se refirió el referente de la Agremiación de Trabajadores del Estado (ATE) Martín Rodríguez en torno a las negociaciones salariales que el gobierno mantiene con el sector público provincial y que actualmente se encuentran estancadas en lo que atañe a un posible acuerdo con los agentes sanitarios.

De acuerdo a lo señalado por Rodríguez, en la última reunión mantenida por los dirigentes tanto de su agremiación como de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) con el ministro de Gobierno Edmundo Jiménez, lo planteado fue el estricto cumplimiento de los puntos rubricados en las actas del año pasado, puesto que aún casi la totalidad de los mismos se encuentran en mora de ser aplicados por la administración alperovista.

A su vez, el dirigente, indicó que ya se recibió un parámetro tentativo de cuánto sería el nivel de incremento salarial que el Ejecutivo pretendería ofrecerles a los gremios, aunque dicho guarismo recibió la negativa por parte de los trabajadores estatales.

"El gobierno tiene en mente plantear un 25 por ciento al básico y algunas sumas en negro, entendiendo que el básico es muy bajo en el ámbito estatal, pero de plano se dijo que no era esa la expectativa", aseveró Rodríguez.

En tal sentido, aclaró que este posicionamiento no se traduce en un cierre en los canales de diálogo, sino que esperan una contraoferta oficial para determinar las decisiones a adoptar. Sin embargo, se sostiene que "es muy poco" el porcentaje aludido, por más que luego se adicionen otros ítem que vienen a engrosar la boleta salarial de los empleados públicos.

Al respecto, Rodríguez mencionó que lo medianamente razonable sería una propuesta que se base en un salario de bolsillo que oscile los 4.000 pesos, puesto que en la actualidad ronda los 2.800 pesos una vez aplicados los descuentos correspondientes.

Más allá de los números finos que puedan trazarse, lo que sí afirmó el representante de ATE, fue que el principal factor que condiciona la instancia de paritarias continúa siendo el encarecimiento en los precios de productos de primera necesidad.

"El aumento que dé el gobierno no va a alcanzar, porque la inflación superó todo ya. Discutimos, pero los precios aumentaron mucho más de lo que se expuso en la mesa de negociación. Por ello decimos que el 25 por ciento al básico está rechazado. Lo que está definido es que a partir del primero de marzo será retroactivo todo tipo de aumento", señaló Rodríguez.

Consultado sobre la preferencia del sector en obtener ascensos monetarios que impacten en el haber básico de los agentes estatales o bien optar por sumas no remunerativas, el dirigente adujo que las conversaciones tienden a centralizarse en la primera de las cuestiones referidas.

"La gente que se está por jubilar necesita que el aumento vaya al básico, por eso no es fácil el sentarse y pedir el tanto por ciento y ya está, porque no alcanza ni para comer diez días, la gente está endeudada porque se metió en créditos por el tema de las clases", indicó.

Seguidamente, Rodríguez advirtió sobre situaciones irregulares que se presentarían al momento de las negociaciones respectivas, en especial aludió a dos casos que merecen las críticas de los gremios. Uno de ellos es la exclusión de ATE en la mesa paritaria de la Salud, puesto que desde el Ministerio conducido por Pablo Yedlin no se invitó al diálogo a este sector.

Por otro lado, hizo mención a lo que sucede en las comunas rurales y municipios del Interior en cuanto a los avances en materia de discusión salarial. "Aquí el ministro (Osvaldo Jaldo) se lava las manos, como que está al margen de todo. Hay muchísimas desprolijidades en el tema municipal y tiene que ver con el ministro que está corrido y desaparecido y es responsable de lo que sucede", insistió Rodríguez.

Por último, se quejó de la actitud asumida por los propios trabajadores al momento de pelear por su situación laboral. "La gente no está participando, no se deben quedar sentados para ver qué se resolvió y luego decir que no están de acuerdo. Sólo parece que dan órdenes de lo que tenés que hacer, pero nunca te dicen cómo se lo haría", protestó en tono molesto.

Comentá la nota