Los estatales: Más cerca de cualquier medida de fuerza, que del diálogo

Estamos más cerca de cualquier medida de fuerza que de sentarnos a hablar a futuro», dijo el secretario general de ATE, Edgardo Hompanera, quien hoy se sentará nuevamente en la mesa de negociación con el Gobierno provincial en el marco de las paritarias.
La propuesta oficial de incremento salarial sigue sin satisfacer a los representantes de los trabajadores que esperan un gesto del Gobierno para continuar con las conversaciones, «aunque lo veo muy difícil», dijo Hompanera.

Los dirigentes de ATE y UPCN están convocados para las 9:30 de hoy para continuar con las conversaciones e intentar llegar a un acuerdo, principalmente en lo que hace a un incremento salarial. Sin embargo, la detección de 6 mil trabajadores estatales en planta transitoria no sólo fue «una sorpresa para todos», como reconoció Hompanera, sino que complicó las negociaciones porque sólo contemplaban entre 2.300 a 2.700 empleados en esa situación. «La aparición de 6 mil trabajadores en planta transitoria habla de que no había control certero en el Estado», indicó el titular de ATE, quien agregó que «no estamos discutiendo si están o no cumpliendo funciones, sino que el ingreso de estos compañeros fue hecho en el marco de un parche».

Hompanera recordó que el gremio declaró el estado de alerta y movilización, y dijo no tener mucha expectativa para esta nueva reunión. «Creemos que no se van a alejar mucho de lo que vienen planteando» dijo el dirigente gremial, y agregó que «solicitamos que vayan ingresando los trabajadores más antiguos de planta transitoria a permanente; sería un gesto que posibilitaría algún diálogo, pero lo veo muy difícil».

El representante de los trabajadores estatales resaltó que «venimos desde diciembre solicitando al Ejecutivo una recomposición salarial, pasó enero y ya vamos a transcurrir febrero, y en la administración pública todos saben que hasta el 15 ó 20 de febrero tenemos para aceptar o recibir cualquier aumento salarial, porque después termina la carga de sueldos». Advirtió además que «hoy nuestros compañeros ven que se están dilatando los tiempos y los tiempos de los políticos no son los de los trabajadores».

En cuanto a la última propuesta del gobierno, Hompanera indicó que «no nos estamos poniendo de acuerdo en la suma, porque se habla del 10 por ciento, lo que implica que para las generalidades de la ley la suma de 250 pesos». La propuesta oficial implica un incremento del 10 por ciento en el sueldo básico, además de la suba por zona patagónica y el incremento en asignaciones familiares y por presentismo. Pero el gremio rechaza esa alternativa porque los trabajadores de planta transitoria no perciben ni presentismo ni antigüedad, «o sea que sería para un sector de los trabajadores y el otro quedaría excluido», explicó Edgardo Hompanera.

Por otra parte, el secretario general de ATE insistió en que «el Estado está en condiciones -de subir la oferta- porque el anuncio de obras millonarias ameritan ese análisis para los trabajadores». Entendió que «cuando se escucha hablar de infraestructura política a llevarse a cabo y se habla de millones de pesos, también uno quiere ver esos millones repartidos en los trabajadores, y aquí empieza el gran dilema del reparto equitativo de la riqueza».

Comentá la nota