Los estatales convocan a un paro para el lunes

La cúpula de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) convocó ayer a un paro nacional con movilizaciones en todo el país para el lunes próximo en reclamo de aumentos salariales, la universalización en el pago del beneficio de las asignaciones familiares y el pago del 82% móvil a los jubilados.

La medida de fuerza afectará el normal funcionamiento de 700 municipios, donde ATE tiene representación. Podría repercutir, además, en los hospitales públicos de la ciudad de Buenos Aires y podría poner en peligro el inicio de clases en algunos distritos, según informaron desde el gremio.

El referente de los estatales, Julio Fuentes, señaló que "los trabajadores del sector público están cada día más pobres". Y marcó una diferencia: "En especial, en las administraciones provinciales y municipales, donde en muchas de ellas ni siquiera se cumple con el pago del salario mínimo, vital y móvil de 2875 pesos".

La convocatoria al paro contó con el respaldo de los dirigentes estatales de 20 de las 24 delegaciones provinciales y del Centro Nacional de Jubilados.

"Desde hace al menos dos años se siente la caída del poder adquisitivo del salario del trabajador, debido a la inflación y a una injusta y poco federal coparticipación de impuestos nacionales. Tenemos trabajadores que no ganan ni mil pesos", dijo Fuentes.

Los estatales de ATE son aliados de la CTA disidente que encabeza Pablo Micheli. Formaron parte, además, de la huelga general en conjunto que habían realizado con la CGT opositora de Hugo Moyano, el 20 de noviembre del año pasado..

Comentá la nota