Estatales exigen ser convocados para analizar el aumento en las asignaciones

Estatales exigen ser convocados para analizar el aumento en las asignaciones
Los gremios de ATE y UPCN solicitarán una audiencia urgente para exigir al Gobierno la actualización en el monto de esa ayuda. Insistirán con el pago, retroactivo a octubre de 2011, de la anterior mejora, que elevó las asignaciones de 240 a 270 pesos. Advierten que, por la inflación, también habría que estudiar un aumento salarial.
16/09/2012 11:07 PM | El anuncio realizado a fines de la semana pasada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, sobre un aumento en las asignaciones familiares de 270 pesos a 340 pesos, reactivó los reclamos de los gremios que representan a los trabajadores estatales en nuestra provincia.

Sucede que en octubre próximo se cumplirá un año desde que la Nación elevó de 240 pesos a 270 pesos la ayuda, pero el Gobierno de José Alperovich nunca aplicó esa actualización salarial. Con este nuevo incremento, anunciado por la Jefa de Estado en medio de los cacerolazos contra su gestión, habría una diferencia de 100 pesos entre lo que perciben los trabajadores tucumanos y lo que cobrarán los estatales de otras provincias una vez que se aplique la mejora.

Por este motivo, los gremios estatales solicitarán esta semana una audiencia "con carácter de urgente" al Poder Ejecutivo, a los fines de evaluar el tema.

"Estamos por pedir una urgente audiencia con el Gobierno para revisar de manera inmediata este tema. Ahora la diferencia es grande, son 100 pesos, si se tiene en cuenta que el Ejecutivo tucumano nunca pagó el aumento de 40 pesos dispuesto en octubre del año pasado, y eso para los trabajadores significa mucho", planteó en declaraciones a EL SIGLO el dirigente Martín Rodríguez, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

El sindicalista planteó que "además de cumplir con el aumento de la asignación de 240 pesos a 340 pesos, el Gobierno tendrá que pagar de manera retroactiva a octubre de 2011 los 40 pesos que nunca aumentó de la anterior actualización que hizo la Nación. Estamos charlando con otros gremios para hacer un planteo conjunto y esperamos ser convocados de manera urgente por el Gobierno, porque los trabajadores no pueden seguir esperando"; acotó.

Rodríguez recordó que "el aumento de las asignaciones es una ley nacional y el Poder Ejecutivo en Tucumán tiene que cumplirla. No pueden seguir aduciendo que no hay plata y que no les alcanza para cubrir los salarios hasta fin de año, porque sabemos que recursos hay. No pueden seguir incumpliendo con su compromiso de acompañar todas las medidas que adopte el Gobierno nacional en materia salarial", disparó.

Finalmente, Rodríguez advirtió que en la nueva negociación con las autoridades provinciales "no se va a plantear solamente el tema de la asignación, sino que también hay que ver el tema salarial, porque la inflación ya nos pasó por encima y se comió el aumento que se había alcanzado en abril. Con el aumento de los alimentos, el tema de las enfermedades respiratorias de los chicos, ahora la gripe A, los trabajadores vienen teniendo un gasto que no alcanza a ser cubierto con los magros ingresos que perciben", argumentó.

Un reclamo que lleva meses

Por su parte, el secretario adjunto de la delegación local de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Luis Albornoz, dijo que durante el fin de semana evaluaron los pasos a seguir frente al anuncio presidencial. "Vamos a pedir audiencia con el Gobierno para charlar sobre este tema de las asignaciones, porque ya nos deben la actualización a 270 pesos que se dispuso en 2011 y ahora pasará a ser de 340 pesos, mientras que los trabajadores estatales en Tucumán siguen cobrando 240 pesos", señaló.

El gremialista recordó que desde el sector vienen "reclamando desde hace varios meses este aumento de 40 pesos, sin lograr ninguna respuesta. Ya se va a cumplir un año de esta mora por parte del Gobierno, que debe saldarla de manera inmediata y con retroactividad a octubre de 2011, antes de que comience a aplicarse el nuevo monto de 340 pesos. No se puede seguir dilatando el tema", advirtió.

Albornoz coincidió en que la mejora salarial, a pagarse en tres partes, que los gremios estatales acordaron con el Gobierno para todo el año "fue consumido por completo como consecuencia de la inflación".

En este sentido, dijo que esperarán a que se cancele la última cuota del incremento, de un 11 por ciento, con los sueldos de septiembre, que se cancelarán a principios de octubre, para analizar los pasos a seguir. "Por lo pronto, vamos a esperar a ver cómo vienen las boletas de sueldo con el último tramo del aumento, porque cuando se canceló la segunda parte, en julio, a los trabajadores de las comunas rurales y auxiliares de escuelas se les pagó de menos por montos de entre 95 y 170 pesos, que después tuvieron que cancelarse con boletas adicionales", precisó.

Comentá la nota