Los estatales exigen un salario mínimo superior a 5 mil pesos

Los trabajadores estatales y jubilados de la provincia se reunieron frente a la Legislatura para asistir a la anteúltima sesión legislativa del año.
El propósito de la manifestación fue reclamar al gobierno provincial por intermedio de los diputados provinciales, que se contemple un bono compensatorio de 4 mil pesos para todos los trabajadores del Estado provincial en actividad, y de 4500 pesos para los jubilados. Además, exigen que el salario de los trabajadores públicos del año que viene tiene que tener un piso de 5 mil pesos. La movilización sirvió como anticipo al paro nacional convocado por la CTA y que en Chubut tendrá su máxima expresión en la ciudad de Trelew.

Si bien los representantes de ATE, encabezados por el secretario adjunto del gremio, Guillermo Quiroga, aclararon que su intención no era vera ningún legislador, si esperaban, desde las horas del mediodía, el comienzo de la sesión para asistir a los palcos del recinto. “Los legisladores no son ajenos a la decisión política de que nos den un bono compensatorio. Ellos tienen que analizar el presupuesto y pueden proponer de una u otra manera que el Ejecutivo escuche nuestro reclamo”, declaró Guillermo Quiroga. El representante gremial aclaró que el bono compensatorio es por fin de año pero en su explicación tiene una diferencia sustancial con el bono navideño: “Cuando se pide un bono navideño pareciera que se da entender que se pide un premio de fin de año. En realidad, lo que nosotros pretendemos es un adicional salarial por la pérdida adquisitiva de este año”, aclaró el gremialista.

El otro punto fuerte que movilizó a un centenar de trabajadores estatales y jubilados es el rechazo al aumento salarial que pidió el gobernador para su cargo y el resto de la planta política. “Desestimamos que el gobernador tenga algún tipo de necesidades para darse este aumento. Por otro lado, no importa cuánto es el aumento que se dan, sino la forma en que lo hacen, entre gallos y medianoche”, opinó Quiroga. El aumento para la planta política había generado polémicas cuando trascendió que alcanzaría los 10 mil pesos para todo el gabinete, sin embargo, la propia ministra de Economía, Gabriela Dufour salió a aclarar que era sólo del 5 por ciento del sueldo de todos los funcionarios, entonces resultó que Martín Buzzi tendría un aumento 1100 pesos y casi 880 para el resto de ministros, secretarios y demás funcionarios. “Ante las excusas que dieron durante todo el año para negar aumentos superiores a los trabajadores, toda la planta política tendría que haberse excluido de darse aumentos”, sostuvo el representante de ATE. Para el sindicalista, en líneas generales los funcionarios de la provincia tendrían que emular a la dirigencia municipal de Puerto Madryn que prevé reducción de sueldos desde el intendente y todos sus funcionarios por la crisis financiera.

El bono compensatorio

Durante todo el 2012, los gremios estatales denunciaron que el aumento del 22 por ciento era inferior al aumento del costo de vida por inflación. Por eso, el bono compensatorio de 4 mil pesos que piden desde ATE serviría para ajustar el gasto en una fecha sensible para los bolsillos como es la llegada de las fiestas. En ese sentido, ATE exige al gobierno de la provincia un bono de cuatro mil pesos para los trabajadores activos de toda la provincia, y de 4500 para el sector pasivo.

“El gobierno habla del bono para los beneficiarios de planes sociales y sólo quiere quedar bien con un sector dándole sólo 200 pesos porque los tiene negreados absolutamente”, acusó Quiroga. Respecto a este sector, desde el sindicato de trabajadores estatales aseguraron que la medida de justicia laboral que tendría que haber es que se regularice la situación laboral de los cinco mil trabajadores que dependen de planes sociales y los más de 7 mil que están en planta transitoria. “Según el proyecto de presupuesto que enviaron, no hay ninguna política destinada a regularizar la situación de estos trabajadores”, aseguró el gremialista.

Discusión por el salario mínimo

Finalmente, anticipándose al próximo año, Guillermo Quiroga sostuvo que según el costo de vida estimado en la provincia, el salario mínimo para el 2012 no tendría que ser menor a los siete mil pesos; aunque reconoció que sería difícil que el gobierno haga una propuesta de esa magnitud. “Lo cierto es que si el gobierno propone que se alcance como piso los cinco mil pesos sería una demostración valorable de buena voluntad”, analizó el gremialista.

Además, aclaró que actualmente el salario promedio de los trabajadores que están dentro de planta permanente de la administración pública provincial es de 3200 pesos. “Hasta donde sabemos, lo que el gobierno propone para el año que viene es similar a lo de este año: un 20 por ciento de aumento dividido en dos etapas; y eso no alcanza a cubrir el aumento por inflación”, declaró el referente de ATE.

La CTA se moviliza en Trelew

A partir del paro convocado por la CTA que a nivel nacional conduce Pablo Micheli, referente del sector opositor al gobierno nacional, los referentes de los gremios nucleados en esa central obrera en la provincia se concentrarán en la plaza central de Trelew. Además, esperan tenerle acompañamiento del gremio de Camioneros aunque no se aclaró si realizarán cortes de tránsito en los principales accesos a la ciudad valletana.

Los principales reclamos que le hacen al gobierno nacional son la eliminación del impuesto a las ganancias, la reducción del porcentaje del IVA y terminar con la precarización laboral. “Son los tres puntos que más afectan a los trabajadores. Por ejemplo, el IVA reduce sensiblemente el salario porque entre el 90 y 100 por ciento del sueldo de los trabajadores se destina al consumo”, informó Guillermo Quiroga.

Comentá la nota