Estatales paran por recomposición salarial y bono de fin de año de 5.000 pesos

Estatales paran por recomposición salarial y bono de fin de año de 5.000 pesos

La medida de fuerza está convocada por ATE a nivel nacional y se replicará en Misiones. En Posadas habrá concentración en el aeropuerto en horas de la mañana.

En el marco de una actividad de alcance nacional de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en reclamo por la estabilidad laboral para los más 90 mil trabajadores precarizados en el Estado nacional, el gremio en Misiones se suma a la consigna central con una movida que incluye la convocatoria a un paro en todas las dependencias públicas provinciales, municipales y nacionales y la realización de una actividad en el aeropuerto de Posadas en horas de la mañana. 

“A la consigna nacional, le sumamos el pedido de una recomposición salarial para los trabajadores de nuestra provincia y la demanda de un bono de fin de año que debe ser de al menos 5.000 pesos, para que los trabajadores puedan hacer frente a la escalada de precios a la que estamos asistiendo y que condicionan seriamente las economías familiares de los trabajadores”, indicó Cesar Fariña, secretario general de ATE Misiones.

Desde ATE nacional, informaron que en las primeras horas del jueves, trabajadores de todos los organismos estatales del país llevarán adelante un paro de actividades en reclamo “tanto al Gobierno saliente como al entrante” para que se defina la estabilidad laboral para los casi 90.000 trabajadores que cumplen funciones en el estado Nacional bajo condiciones de precariedad laboral.

La secretaria de Organización nacional, Silvia León, explicó que para la actividad, además del paro, habrá varias modalidades de protesta como radios abiertas, asambleas informativas en los sectores de trabajo y marchas en capitales de provincias. 

León subraya que “de los casi 90 mil precarizados, unos 66 mil son trabajadores con contratos temporales y otros 22 mil que cumplen funciones mediante lo que nuestra organización llama el estado oculto, es decir realizan tareas para el Estado a través de  la tercerización del servicio a fundaciones o como becarios”.

ATE entiende que se trata de un universo muy importante de trabajadores y que indistintamente sea la administración saliente de Cristina Kirchner o su sucesor Mauricio Macri “debe darse una respuesta que materialice el ingreso a planta de los compañeros”. 

Asimismo, ante la suba creciente de la inflación, que ha generado sólo después de las elecciones de 22 de noviembre subas de hasta el 25% en numerosos productos de primera necesidad, ATE reclama un bono de fin de año de 5.000 pesos que “ayude a atenuar la pérdida del poder adquisitivo que vienen teniendo nuestros salarios”.

Comentá la nota