Los estatales pararán 72 horas la semana próxima

Los gremios de ATE y UPCN confirmaron que entre el miércoles y viernes volverán a las medidas de fuerza, sin asistencia a sus lugares de trabajo. Realizarán asambleas públicas y movilizaciones. Alberto Maguid dijo que "en la gente que hay mucha bronca instalada". Jorge Hoffmann insistió en que "es posible" que el Gobierno afronte un 20 por ciento de incremento salarial. Esta semana concretaron 48 horas de huelga.
Las medidas de fuerza no cesan y luego de las 48 horas de paro que los gremios de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) y de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) cumplieron miércoles y jueves, ya anunciaron que volverán a la huelga.

Desde ambos sectores sindicalistas se decidió en sus respectivas reuniones de Consejo Directivo, parar los días miércoles 10, jueves 11 y viernes 12. La medida será sin asistencia a los lugares de trabajo. En tanto que lunes y martes habrá asambleas públicas en las jornadas laborales para decidir la metodología de aplicación de la huelga.

Los trabajadores del estado, rechazan de esta manera el aumento ofertado por el Gobierno socialista del 7 por ciento de incremento e insisten en la necesidad de hablar de un piso del orden del 20 %.

El secretario general de ATE, Jorge Hoffmann, insistió con ese monto de incremento y agregó que "creemos que esto es posible. Esperemos que de una vez por todas el Gobierno tome conciencia de la situación de los trabajadores".

En tanto que Alberto Maguid, titular de UPCN, fue más tajante en sus opiniones. "Uno ve en la gente que hay mucha bronca instalada (…) en las asambleas hay una expresión de bronca que yo hacía muchísimos años que no lo veía", alertó.

Al ser consultado sobre si el malestar es con el Gobierno que oferta un bajo incremento salarial, o con los legisladores que sesgaron la entrada de dinero fresco al rechazar al Reforma Tributaria tal como fue presentada por el Poder Ejecutivo explicó que "creo que en general hay una bronca instalada por todo lo que sucede en el país". En "la provincia lo que le está faltando (a la ciudadanía) es plata para comer, todo lo que estuvo aumentando estos meses (la canasta de alimentos o los servicios) la gente no lo puede soportar más, no tiene excusas para esperar".

Maguid opinó que la falta de incremento salarial acorde al índice inflacionario "es un problema que no sólo se debe hacer responsable el Gobierno de la provincia" sino los legisladores, a quienes la población eligió "para que en forma conjunta encuentre las mejores condiciones para dar satisfacción a los santafesinos".

Pidió que se busque el "consenso de todos los sectores de la Legislatura" para que el Gobierno disponga de los recursos financieros que le faltan para "dar buenos servicios públicos y aumento a los trabajadores".

Como el palacio legislativo local está en período extraordinario de sesiones, lo que implica que sólo se debatan los temas que envía el Poder Ejecutivo, Maguid solicitó que los proyectos en danza (ver enlace) cumplan este trámite para poder ser analizados el jueves.

Comentá la nota