Estatales perdieron la paciencia y comenzaron las protestas

Empleados agremiados a UPCN ayer cortaron calles al frente de las reparticiones y realizaron una ruidosa protesta en la Casa de Gobierno. Piden un 34% de aumento al básico. El lunes saldrán a las rutas.
Mientras que la inflación no detiene su avance demoledor contra la economía hogareña, las dilaciones en el cierre de acuerdos salariales entre el Gobierno provincial y los gremios estatales comenzaron a minar la paciencia de los empleados públicos.

Así quedó reflejado ayer en varias reparticiones públicas, donde dirigentes y trabajadores agremiados a la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) realizaron un quite de colaboración durante algunas horas, en una protesta que incluyó cortes de calles al frente de dichas dependencias.

"Iniciamos estas medidas de fuerza porque los trabajadores ya perdieron la paciencia y no hay ninguna novedad sobre un aumento de sueldo", explicó a EL SIGLO Luis Albornoz, secretario adjunto de esa organización sindical en Tucumán.

El dirigente recordó que el sector mantuvo dos reuniones con el Poder Ejecutivo, sin que surja una propuesta acorde a las pretensiones salariales de los empleados públicos. "En la primera audiencia con el ministro de Gobierno (Edmundo Jiménez) ofertaron 20 por ciento de aumento, y lo rechazamos, mientras que en la segunda reunión ofrecieron 300 pesos, por lo que también se rechazó", precisó.

Albornoz agregó que las autoridades "habían quedado en convocarnos para esta semana, pero no pasó nada. La situación de los trabajadores ya es insostenible, no pueden seguir esperando más tiempo una respuesta", argumentó.

El sindicalista recordó que desde el sector exigen "una recomposición salarial del 34 por ciento al básico y 800 pesos no remunerativos, que es una cifra que se ajusta más a la realidad de los trabajadores a causa de la inflación la inflación. Ese monto permitiría recuperar en parte el poder adquisitivo de los trabajadores, que se vio demolido por la inflación y las subas de los impuestos", enfatizó.

Ruidosa protesta

La protesta de UPCN de ayer se hizo sentir, tanto en las reparticiones públicas, como en las calles de la ciudad Capital, con cortes frente a la Secretaría de Educación, en avenida Sarmiento y Salta; Secretaría de Trabajo, en Junín al 300; Registro Civil, en 24 de Septiembre casi Salta; y en el Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (IPLA), en la esquina de Salta y Mendoza.

También protestaron frente a la Secretaría de Agricultura, en Córdoba al 1000; el Ministerio de Desarrollo Social, en 9 de Julio y Las Piedras; Dirección de Estadística, en General Paz al 200; Recursos Hídricos, en avenida Brígido Terán al 800; en la Dirección de Catastro, en Benjamín Aráoz primera cuadra; Defensoría del Pueblo, Balcarce y San Martín; y en la Secretaría de Turismo, en 24 de Septiembre al 400.

Finalmente, el malestar de los empleados públicos también se hizo notar en la Casa de Gobierno, con una ruidosa protesta que alteró los nervios de algunos funcionarios.

Anuncian cortes de ruta

"Esto refleja el malestar de los trabajadores, que están sufriendo una situación alarmante", dijo Albornoz a la hora de justificar el plan de lucha; tras lo cual advirtió que "esto recién está comenzando y puede agravarse si no hay respuestas la semana que viene".

En este sentido, el secretario adjunto de UPCN anunció que está previsto que el lunes vuelvan "con los cortes de calle al frente de todas las reparticiones públicas y con bloqueos de tránsito en la ruta 38, a la altura de Aguilares, en la ruta 157, en Cevil Redondo y en la entrada a la autopista a la altura de Lules".

Comentá la nota