Estatales piden equiparar las asignaciones locales con el monto que dispuso la Nación

Estatales piden equiparar las asignaciones locales con el monto que dispuso la Nación
Los gremios que representan a los empleados públicos reaccionaron ante el anuncio presidencial de un incremento del 35% en el monto del salario familiar, que en junio trepará a $460 por hijo, cuando en Tucumán se pagan $220.
El anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kircher sobre un incremento del 35 por ciento en las asignaciones familiares, que se elevarán de 340 pesos a 460 pesos a partir de junio, reactivó el reclamo de los gremios que representan a los estatales tucumanos para que el Gobierno provincial actualice el monto de ese ítem salarial.

Sucede que el Gobierno de José Alperovich, a diferencia de otras administraciones provinciales y del Estado nacional, mantiene congeladas las asignaciones desde marzo de 2011 en 220 pesos. Desde entonces, la gestión de Cristina ya dispuso tres aumentos (contando este último), elevando las mismas a 270 pesos, en octubre de ese mismo año, y a 340 pesos en septiembre de 2012.

Es decir que con el incremento anunciado el miércoles por la Presidenta, habrá una diferencia de 240 pesos entre el monto de las asignaciones que cobran los estatales tucumanos y lo que perciben sus pares de otras provincias y de la administración nacional.

De acuerdo a lo manifestado ayer por el ministro de Economía, Jorge Jiménez, esta vez Tucumán se adherirá a la decisión nacional y actualizará el monto en el salario familiar, aunque dejó entrever que el porcentaje podría no ser el mismo (ver “Jorge Jiménez dijo...”)

De todas maneras, por separado, los gremios estatales reclaman ser convocados de manera urgente para discutir el tema.

Reclamo estatal

"Vamos a reclamarle firmemente al Gobierno que de una vez por todas cumpla con la equiparación de las asignaciones familiares. El lunes vamos a hacer un plenario para ver el plan de acción que vamos a seguir para que se respete ese derecho adquirido de los trabajadores tucumanos y solicitaremos una audiencia urgente al Ejecutivo", dijo en diálogo con EL SIGLO el dirigente Martín Rodríguez, vocero del Frente de Gremios Estatales (FGE) y referente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

El sindicalista dijo que "hay una deuda importante del Gobierno, que ya supera los 700 pesos por cada trabajador y que se tiene que pagar de manera retroactiva a 2010, cuando se produjo el primer aumento en las asignaciones que la administración provincial no otorgó, al igual que con estas dos últimas mejoras".

Rodríguez sostuvo que "esta vez el PE ya no tiene excusas y debe pagarle lo que debe a los trabajadores, esa debería ser la forma de hacer política del Gobernador", ironizó.

Según el dirigente del FGE, "lo único que está congelado en este país, en lugar de los precios, son las asignaciones de 220 pesos de los hijos de los estatales tucumanos, que para este Gobierno parecieran ser ciudadanos de cuarta categoría, si se los compara con los empleados de otras provincias, que el mes que viene estarán cobrando 460 pesos".

Pedido de audiencia

Por su parte, la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Seccional Tucumán, solicitó ayer al Ejecutivo provincial que convoque de manera inmediata a esa entidad sindical a los fines de discutir la actualización de las asignaciones familiares.

"Hay que tener en cuenta que nuestros representados quedaron relegados con los montos del año 2011 y hoy es necesario actualizar el salario familiar", explicaron los dirigentes Lucinda Espeche de Moreno (secretaria general) y Luis Albornoz (secretario adjunto). Además, apuntaron que "el Poder Ejecutivo debe tener en cuenta el acuerdo firmado con los gremios estatales en el año 2004, donde el Gobierno se debe ajustar a los aumentos de asignaciones familiares que determina la Nación".

Planteo de la docencia

En tanto, desde el Frente Gremial Docente (FGD) que integran ATEP, APEM (medios) y AMET (técnicos), informaron que ya plantearon esta situación a las autoridades y que esperan ser recibidos la próxima semana en la Casa de Gobierno.

"Desde el FGD veníamos reclamando la suba en las asignaciones familiares desde antes de este nuevo aumento. Por eso, ahora más que nunca, el Gobierno, que nos recibirá la próxima semana, debe dar cumplimiento inmediato a una actualización en el monto de las mismas", indicó en declaraciones a este diario el titular de ATEP, David Toledo.

El sindicalista recordó que "en Tucumán todos los estatales, no solamente los docentes, siguen cobrando 220 pesos cuando en otras provincias las asignaciones subirán a 460 pesos por hijo, lo cual demuestra este grave retraso en el que incurrió la provincia por no haber otorgado ninguno de los últimos incrementos que dispuso la Nación". Toledo aseguró que "se va a solicitar el pago del mismo monto asignado por la Nación, tanto en el salario familiar, como en la asignación universal, que es de 460 pesos".

Finalmente, dijo que reclamarán "el pago de la ayuda escolar para el secundario, que el Gobierno provincial no viene pagando, con la actualización al monto dispuesto ahora por el Poder Central".

Comentá la nota