Estatales podrían iniciar los "escraches" a funcionarios

El secretario general de Luz y Fuerza La Pampa, Julio Acosta, aseguró que los estatales permanecerán en la carpa el "tiempo que sea necesario" para que les den aumentos superiores al 28 por ciento. "Si hay que quedarse varios meses o el año y medio que resta hasta que se vaya (el gobernador de La Pampa, Oscar Mario) Jorge, lo haremos", prometió.

La carpa de protesta de los estatales pampeanos se mantiene desde el 18 de junio en la rotonda del Centro Cívico de Santa Rosa. Durante este tiempo atravesaron días de fuertes vientos, con noches de temperaturas bajo cero, todos matizados con tortas fritas y choripán.

Los asalariados reclaman al Gobierno que reabra la negociación paritaria. No obstante, el Ejecutivo respondió una y otra vez que ya hizo cinco ofertas que fueron rechazadas y que el 28 por ciento de aumento salarial anual decretado es el "límite" que tiene.

La semana pasada tomaron una polémica decisión: realizarán "escraches" en casas de ministros del Gobierno de Jorge. Esas medidas comenzarían en las próximas horas.

Según dijo Acosta, cuyo gremio es uno de la decena que componen la Mesa Intersindical de gremios estatales, el gobernador tomó la decisión política de "repetir la historia" de los '90. "Fue parte de ese grupo, del neoliberalismo. Se siente a sus anchas preparándose para un nuevo ajuste del salario de los trabajadores".

En tanto, el dirigente gremial adelantó que a la hora 8 de este martes decidirán en asamblea si, como ha trascendido, le dan inicio finalmente a los escraches en las casas de los funcionarios. "Hay ministros paritarios que tienen apetencias políticas de cara a las próximas elecciones. Nosotros los vamos a identificar claramente para que no nos olvidemos después", avisó desde la carpa, consultado por Diario Textual.

-Habló de la posibilidad de permanecer un año y medio en la carpa ¿no le parece que sería muy desgastante para ustedes?

-No, para nada.

-¿La dirigencia está unida para afrontar una medida así?

-La Intersindical está muy unida, algo que no esperaban los políticos. Estos gremios no son aliados del poder, como ocurrió en otra época. Y un rasgo fundamental es la participación de las mujeres, con una gran cantidad de compañeras en la carpa. Otro rasgo clave es la cantidad de dirigentes medios, es decir delegados, en el conjunto de los sindicatos y con mucha conciencia social.

Además de una mejora salarial anual, los sindicatos pretenden discutir en paritarias otros nueve puntos, con el propósito de mejorar las condiciones laborales de los empleados públicos pampeanos.

Comentá la nota