Estatales ratificaron la pelea salarial

Mientras se desarrollaba el discurso, ATE, Ampros y Judiciales aseguraron la continuidad del conflicto ante el fracaso de las paritarias.
El acto de conmemoración del 1 de Mayo convocado por gremios estatales y partidos de izquierda ofreció muestras de la proximidad de un recrudecimiento en los planes de lucha de los sindicatos de la Salud (ATE y Ampros), administración central (ATE, Sitea) y Judiciales.

“Es un año de pelea. Mayo, junio o diciembre nos van a encontrar en la calle”, manifestó la titular de ATE, Raquel Blas. “Con Paco Pérez se repite lo de Jaque, Cobos, Iglesias o el proceso militar. ¡Quieren cagarse en los derechos de los trabajadores!”. Remató: “Si es necesario los vamos a echar a patadas”.

Blas cerró un acto de fuerte tono crítico, ante 300 militantes en Patricias Mendocinas y Espejo, entre carteles amarillos de Ampros, verdes de ATE, azules de Judiciales, castaños de la Lista Marrón del SUTE, blancos de Fadiunc y banderas rojas de agrupaciones trotskistas (MST, PTS, COR y Partido Obrero) y maoísta (PCR).

Los sindicalistas Carlos Ordóñez (Judiciales) y Claudia Iturbe (Ampros) cuestionaron la propuesta de seguro de salud del gobierno, a la que consideraron “un intento de privatización del sistema público”. Denunciaron que “están llevando a cabo una paritaria trucha con un porcentaje fijo de aumento”, pensando en “más ajustes” y en la “renegociación de leyes ya aprobadas”.

Mañana se vence el plazo de la conciliación obligatoria dispuesta por la Subsecretaría de Trabajo en el conflicto de la salud y el gobierno hará entrega de una nueva oferta salarial.

Los montos serán definidos en el curso de esta mañana por el propio Gobernador. No obstante, nadie en los gremios y casi nadie en el gobierno (a excepción de Hacienda) espera que se alcance un acuerdo. El jueves están previstas asambleas por hospital y el viernes una interhospitalaria, en la que los gremios -con pronóstico mayoritario de rechazo- darán su respuesta.

En caso desacuerdo el Gobierno intentará alcanzar un entendimiento sobre la aplicación de los planes de lucha, buscando ampliar el concepto de “servicio básico” al que no se puede dejar de prestar. Para ello apelará a disposiciones del Ministerio de Trabajo de la Nación, sobre la base del antecedente del conflicto de 2010.

Los organizadores se despidieron recomendando que “la lucha nos debe encontrar a todos unidos”. Es que entre los gremios estatales especulan con la posibilidad de que -en los próximos días- el Gobierno ofrezca mejoras diferenciales por sindicato.

Comentá la nota