Estatales rechazaron la propuesta del Ejecutivo y ratifican el 50%

Estatales rechazaron la propuesta del Ejecutivo y ratifican el 50%
La mesa de negociación paritaria se extendió por poco más de diez horas. Los trabajadores autoconvocados y afiliados gremiales se apostaron afuera de Función Pública, y no dejaron de protestar en todo ese tiempo.
Respetando lo acordado en las bases, los gremios que nuclean a los empleados de la administración pública santacruceña en el día de ayer recibieron a la tercera reunión paritaria –en menos de dos semanas- con un paro de actividades y una fuerte presencia afuera del edificio de la Subsecretaría de la Función Pública, sitio en donde desde las 15:30 se dio continuidad a la mesa de negociación salarial, la que se extendió hasta entrada la medianoche.

Con una fuerte presencia policial adentro del estamento público, en todo momento se resguardó no sólo la seguridad del lugar evitando el ingreso de los trabajadores, sino también el de los funcionarios provinciales, como el jefe de Gabinete, Ariel Ivovich, y el ministro de Economía, José Blassiotto, ya que los agremiados y autoconvocados bloquearon las puertas de ingreso de Función Pública durante toda la jornada, dejando sólo el libre pase a la prensa.

El despliegue policial se incrementó entrada la tarde noche, donde más efectivos comenzaron a apostarse en el radio del estamento público, todo coordinado por el ministro de Gobierno, Daniel Slopper, y desde afuera por el jefe de Policía, Jorge Hassan. Sin embargo, este importante cordón policial no evitó que una efectivo resulte lesionada por un piedrazo que recibió propiciado por un trabajador. Esto sucedió frente a la puerta de acceso al edificio por calle Fagnano, en donde un nutrido grupo de empleados aguardaba allí la salida de Blassiotto e Ivovich.

Al menos cinco cuartos intermedios se contabilizaron durante toda la paritaria, siendo la última pactada pasada las 21:00, la cual fue solicitada por los gremios para tomar una decisión definitiva ante la última propuesta que elaboró sobre la marcha el Ejecutivo provincial, negociación que se reanudó a las 23:00.

No es un dato menor mencionar que durante este jueves que pasó quienes también estuvieron expectantes del resultados de estas paritarias fueron los trabajadores municipales, ya que de esta negociación depende qué dinero el Gobierno destinará para su aumento salarial (ver pág. 5). Tal fue la importancia que durante la convocatoria de ayer del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) se barajó la posibilidad de acompañar el reclamo de autoconvocados y gremios afuera de Función Pública.

Números en la mesa- Después de diversos ofrecimientos fallidos por la negativa de los gremios de ATE, APAP y UPCN, los ministros de Gobierno realizaron durante la jornada simulaciones de recibos, en donde buscaron plasmar los $1.206 ofertados en la negociación pasada, pero ahora en porcentaje. Es así que se concretó un último cuarto intermedio pasadas las nueve de la noche para reanudar la negociación una hora antes de la medianoche, teniendo en cuenta que estas dos horas le servirían a los afiliados y trabajadores autoconvocados a consensuar aceptar o no la propuesta.

Concretamente, el Poder Ejecutivo les plasmó dos ofrecimientos, en ambos casos remunerativos. Sin alejarse demasiado de los $1.206 iniciales, esto se tradujo en porcentajes al básico y se armó una escala de la categoría 10 a la 24, significando para la primera un 38% de aumento y la última un 20%. No obstante, el Gobierno sostuvo que piensa equiparar esa diferencia porcentual entre una categoría y otra, por lo que indicó que con un alza a la antigüedad, las de mayor grado percibirán más dinero. Este pago fue planteado en dos veces, un 19% en marzo y el restante en agosto, número que sólo se desprende teniendo como categoría testigo a la número 10.

Cabe mencionar que esta oferta no repercute de la misma forma para los empleados que están bajo la Ley 1.200 (empleados de la sanidad, auxiliares) y 1.795 (empleados de la sanidad, administrativos) dado que en estos casos se mantiene la propuesta original, es decir, una cifra de $1.206 no remunerativa a pagar en dos tramos, marzo y agosto.

En todos los casos el Gobierno plasmó su promesa de negociar en el segundo semestre el porcentual restante con miras a llegar al 50% estimado por los trabajadores, en la medida que ingresen más fondos a las arcas provinciales.

A la una de la madrugada los funcionarios de Gobierno y los paritarios gremiales dieron por finalizada la mesa de negociación salarial, ya que no arribaban a un acuerdo. Los sindicatos ratificaron su pedido del 50%, insistiendo en la obtención en un primer término del 30%, para luego percibir el 20% restante.

En este marco, la mesa paritaria tendría continuación el venidero 10 de mayo.

En cuanto a las medidas de fuerza de los trabajadores, decidieron suspenderlas hasta esta tarde, con miras a reunirse pasado el mediodía para analizar lo vivido en la jornada de ayer y consensuar los pasos a seguir en su lucha por un incremento salarial.

Comentá la nota