Estatales reclaman el blanqueo de sueldos y pase a planta permanente de trabajadores

El Frente de Gremios Estatales avanzó en un pedido al Gobierno provincial para que se modifique la composición del directorio del Instituto de Seguridad Social y Seguros, como así también que se regularice la situación de los pagos no remunerativos que afectan los ingresos a la caja jubilatoria.
Acordaron el reclamo de otros puntos que hacen a los haberes de los trabajadores del Estado provincial.En una reunión en la que participaron los representantes de Apel, Atech, Atsa, Luz y Fuerza, Sitravich, Sitrajuch, Apjm, EMA Rawson, Satsaid y Sitraed, se decidió avanzar en el reclamo al Ejecutivo provincial «en defensa de la caja de previsión y la obra social».

Según detallaron los representantes sindicales en un documento conjunto, se ha resuelto solicitarle al gobernador Martín Buzzi «dar continuidad al pase a planta permanente a todos los trabajadores que se encuentran precarizados en la llamada Planta Transitoria, no superando el término del año 2013, garantizando a los trabajadores el derecho constitucional de a igual trabajo, igual remuneración».

También reclamaron los gremios estatales que «se abone, de los más de 50 millones de pesos que mensualmente paga el Gobierno en conceptos salariales no remunerativos ‘en negro’, las cargas que les corresponden como patronal de: obra social y de jubilación, a fin de que todos los jubilados cobren correctamente sus haberes».

Respecto a la cuestión salarial, también «exigieron» el «aumento de las asignaciones familiares en el marco de los últimos 3 aumentos salariales». Además de que se modifiquen los ítems de «familia numerosa; que se iguale y abone según el monto de hijo menor a cinco años escolarizado. Padres y hermanos a cargo se iguale y abone según el valor de hijo menor a cinco años escolarizado. Y padre o hermano a cargo discapacitado se iguale y abone según el valor del monto hijo discapacitado».

La intención del Frente de Gremios Estatales es también que se haga lugar al proyecto de ley presentado en mayo pasado para modificar la composición del directorio del Issys «a fin de profundizar la participación democrática y el control en manos de los trabajadores».

La propuesta es que el directorio del Instituto esté compuesto por dos vocales por los trabajadores activos, uno por los pasivos y dos por el Poder Ejecutivo con acuerdo de Legislatura. Tendrían mandato por cuatro años y la presidencia del directorio sería ejercida en forma rotativa por todos los vocales.

Pretenden los dirigentes sindicales que puedan votar todos aquellos que sean aportantes al sistema jubilatorio o a Seros, pudiendo participar también bancarios y ex combatientes.

Además, según la propuesta, sería requisito para ser candidato por los trabajadores activos estar afiliado a algún sindicato del sector y para la revocatoria del mandato a solicitud del 20%, del total de votantes que participó en las elecciones.

Según entendieron los integrantes del Frente de Gremios Estatales, «ya fueron muchos años de malas administraciones, de robos y malversaciones, de hacer beneficencia con la plata ajena».

Comentá la nota