Estatales supeditan un acuerdo con el PE al cumplimiento de promesas anteriores

Estatales supeditan un acuerdo con el PE al cumplimiento de promesas anteriores
Los gremios advirtieron que, para garantizar la paz social, el Gobierno no sólo deberá otorgar una mejora salarial acorde a la inflación, sino que además tendrá que cumplir con lo acordado en 2011. En este sentido, piden elevar a 270 pesos las asignaciones familiares y la titularización de contratados. Rechazan el techo del 20%.
La masiva protesta del martes en la plaza Independencia, donde miles de docentes, además de expresar su enojo con la Presidenta, repudiaron el acuerdo salarial pactado entre el Gobierno y el Frente Gremial Docente de ATEP, APEM y AMET, parece haber endurecido la postura de los sindicatos que representan a los demás empleados públicos.

El Frente de Gremios Estatales (FGE) que integran ATE, Vialidad y ATSA, entre otras agrupaciones, y Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), advirtieron que, además de otorgar un aumento salarial acorde a la inflación, para garantizar la paz social el Poder Ejecutivo tendrá que cumplir con compromisos asumidos el año pasado. En este sentido, exigirán, entre otras reivindicaciones que estaban contempladas en un acta acuerdo firmada a fines de 2011, el incremento de 220 a 270 pesos en el monto de las asignaciones familiares, el blanqueo de sumas no remunerativas y el pase a planta permanente de personal contratado.

Por otro lado, causaron malestar entre los dirigentes estatales las expresiones del ministro de Economía, Jorge Jiménez, quien públicamente le puso un techo del 20 por ciento al aumento salarial que el Poder Ejecutivo está dispuesto a conceder.

Para evaluar esta situación y comenzar a delinear el petitorio que presentarán en los próximos días a las autoridades provinciales, las entidades que integran el FGE se reunirán hoy, a las 10.00, en la sede de ATSA (Suipacha al 500).

"Convocamos a todos los representantes de los estatales a este plenario para rechazar las declaraciones públicas del Ministro de Economía, que puso un techo de aumento salarial del 20 por ciento, lo cual es inadmisible, porque implica un incremento de apenas 200 pesos para la gran mayoría de los trabajadores", explicó a EL SIGLO el dirigente Martín Rodríguez, vocero del FGE.

"La inflación nos está matando"

El sindicalista sostuvo que "teniendo en cuenta el aumento de los precios de los alimentos y de los servicios que se dieron en los últimos tiempos, además del gasto por el comienzo de las clases y el pago de los préstamos usurarios que dio el Gobierno en los últimos meses, la situación de los trabajadores no da para más. La inflación nos está matando y no puede el Gobierno ponerle límites a la necesidad de los estatales", disparó.

Tras afirmar que aún no fueron convocados por el Ejecutivo para iniciar las negociaciones salariales y que "todavía no hubo ningún tipo de ofrecimiento de manera oficial", Rodríguez informó que en el plenario de hoy "se hará un petitorio atendiendo la realidad de cada sector de los estatales, porque las realidades son distintas en cada repartición". De todos modos, aclaró que "primero y antes de establecer cualquier aumento, que de ninguna manera puede ser como el que propone el Ministro, el Gobierno debe cumplir las actas anteriores, como el pago del aumento a 270 pesos de las asignaciones familiares, la titularización de cientos de trabajadores y otros temas que no tienen respuesta. Para qué vamos a firmar una nueva acta si todavía no cumplen con los compromisos anteriores", lanzó.

Malestar

A su turno, el secretario adjunto de UPCN, Luis Albornoz, dijo que "es sorprendente que a esta altura del año el Gobierno todavía no haya convocado a los gremios a una mesa de negociación salarial".

Según el gremialista, "el techo de aumento del 20 por ciento que planteó el Ministro Jiménez, para las categorías más bajas de la administración pública, apenas implica una mejora de 200 pesos, lo que es totalmente insuficiente".

A propósito, aseguró que "el salario de los trabajadores está muy devaluado como consecuencia de la inflación y el aumento de los servicios. La inflación consumió totalmente los aumentos otorgados el año pasado y es necesario discutir una mejora que permita resolver esta situación", añadió. A continuación, Albornoz recordó que "los legisladores obtuvieron un aumento del 33 por ciento" y disparó: "Entonces, por qué negarle una mejora similar a los estatales".

El dirigente de UPCN coincidió con su par del FGE respecto a que cualquier acuerdo con el PE estará supeditado al cumplimiento de convenios anteriores.

"Hay un incumplimiento de actas anteriores, como la firmada en octubre de 2011, cuando se comprometió el blanqueo de cifras en negro a quienes les faltan 10 años para retirarse. Tampoco se cumplió con el aumento de las asignaciones familiares de 220 a 270 pesos, que tiene que otorgarse sí o sí, porque así lo dispuso la Nación, y hacerlo retroactivo a octubre de 2011", subrayó.

Albornoz recordó que oportunamente "se firmó un acuerdo para sostener la paz social con el compromiso del Gobierno de cumplir con el otorgamiento de estas reivindicaciones. Por eso, estamos a la espera de ser convocados para resolver estas cuestiones, que no pueden seguir esperando porque así lo amerita la difícil situación que atraviesan los trabajadores", completó.

Corte en la ruta 38

Los que resolvieron convertir en hechos sus amenazas son los trabajadores municipales y de comunas rurales del Sur de la provincia, que hoy saldrán a cortar la ruta 38, sobre el puente Barrientos, frente a la ciudad de Aguilares.

Así lo confirmó anoche a este diario el dirigente del Sindicato Municipal de Aguilares y referente de la Corriente Clasista y Combativa, Vicente Ruíz, quien precisó que el piquete se iniciará a las 8.00.

El sindicalista recordó que desde el sector vienen insistiendo desde diciembre "con el reclamo salarial que contemple un aumento de no menos de 1.000 pesos, porque otra suma inferior implica una pérdida para los trabajadores".

Ruíz agregó que "el Gobierno no cumplió todavía con el aumento de asignaciones familiares a 270 pesos, el blanqueo de trabajadores que están trabajando en negro en comunas desde hace años, y el pase a planta permanente de contratados".

El gremialista también cuestionó "esta burla del Ministro de Economía, porque ese aumento máximo del 20 por ciento del que habla significa para el 70 por ciento de los empleados públicos, que revisten la categoría 15 y tienen un básico de 1.048 pesos, una mejora de apenas 200 pesos".

Finalmente, dijo que los municipales del Interior de la provincia exigen "que la ayuda estatal por el inicio de las clases sea de 500 pesos y no de 170 pesos, porque es una cifra absurda que no tiene nada que ver con la realidad”.

UPCN convocó para hoy a una protesta frente a la Casa de Gobierno

Los reclamos de UPCN no se agotan con el tema salarial (ver nota principal), sino que además contemplan cuestiones laborales que vienen planteando desde hace meses sin obtener una respuesta favorable del Gobierno. Tal es el caso del reclamo por la falta de auxiliares (conserjes) en los distintos establecimientos educativos de la provincia y en la Secretaría de Educación.

Para exigir que los cargos vacantes en esa área sean cubiertos, el gremio convocó a un acto de protesta frente a la Casa de Gobierno, hoy, a las 10.00.

"Si el Ministerio de Educación sigue sin dar una solución frente a este problema, seguramente habrá una retención de servicios en los establecimientos escolares, porque este reclamo lo venimos haciendo desde el año pasado", advirtió el secretario adjunto de UPCN, Luis Albornoz, en declaraciones a EL SIGLO.

El dirigente dijo que el sindicato "no será culpable de que las escuelas estén sucias, porque el personal está sobrecargado de tareas y la Ministra de Educación tiene conocimiento de esta situación, pero sigue sin dar ningún tipo de respuesta".

Agregó que a la titular de la cartera educativa, Silvia Rojkés de Temkin, "al parecer no le interesa la higiene en los establecimientos escolares, la salud de los docentes y alumnos, y mucho menos de los conserjes, porque sigue haciendo oídos sordos a nuestros reclamos".

Comentá la nota