Estatales vuelven a la carga por nuevo aumento salarial

Un grupo de gremios bonaerenses formalizó el planteo. "No podemos", dijo el ministro de Economía
El reclamo estaba previsto para agosto, una vez que se completara el pago del aumento salarial pautado en marzo. Pero quizás a tono con la aceleración de los tiempos de definiciones que marcó el final apresurado del Mundial para el equipo argentino, un grupo de gremios estatales bonaerenses concretó ayer el inicio de su ofensiva en busca de que la Provincia se siente a la mesa de negociación para volver a discutir una mejora en los sueldos.

Los sindicatos nucleados en Fegeppba se reunieron ayer y resolvieron solicitar formalmente al gobierno de Daniel Scioli la reapertura de la negociación paritaria. Así, se sumaron a ATE Provincia, que desde hace semanas viene reclamando el reinicio de las discusiones salariales.

"El tratamiento del tema salarial es impostergable", advirtió el titular de la Federación Fotios Cunturis (Aeri), quien vinculó el pedido al aumento del costo de vida "que absorbió -dijo- el aumento otorgado oportunamente".

La Provincia dispuso en marzo un incremento promedio en los sueldos del 19% que se pagó parte desde ese mes y el resto se liquidará con los haberes de julio. Pero los sectores de la Fegeppba recordaron ayer que habían anticipado a los funcionarios bonaerenses que, más allá de aceptar ese incremento en disconformidad, iba a pedir un nuevo debate en paritarias.

NEGATIVA OFICIAL

El planteo fue respondido de inmediato por el gobierno provincial. En rigor, en una ratificación de la postura oficial, el ministro de Economía Alejandro Arlía descartó un nuevo aumento. "No podemos agregar más compromisos", sostuvo.

"Cuando encaramos la discusión, en febrero, fue muy claro que íbamos a dar un 19% escalonado en lo que va del año y que esto significaba un esfuerzo que hasta los propios gremios se preguntaban como íbamos a cumplir", añadió.

Arlía dijo que "estamos cumpliendo, no podemos agregar más compromisos, sobre todo porque tampoco la erosión por la inflación en el período que va desde marzo hasta la fecha fue del 19%. Por eso, el esfuerzo que podía hacer la Provincia para mejorar el poder adquisitivo del salario en el año 2010, ya fue hecho". Y acotó: "Cualquier cosa por encima de esto ya sería prácticamente imposible de cumplir".

INSISTENCIA DE ATE

En tanto, ATE insistió en el reclamo de la reapertura de la paritaria. El secretario general Hugo Godoy, disparó munición gruesa. "El gobierno se cree dueño de las paritarias y las paritarias son un acuerdo de partes", dijo.

"Vamos a seguir exigiendo y tomando medidas de fuerza para que nos devuelvan lo que nos descontaron indebidamente, para que nos devuelvan la equiparación de las asignaciones familiares y para que se abra una instancia de discusión paritaria en la cual podamos establecer un aumento de sueldo para el segundo semestre", señaló Godoy.

Finalmente, Godoy anticipó que el conflicto se profundizará. "No tengo dudas, con una realidad inflacionaria que es cercana al 30% para este año y una canasta básica que es de $4.800 que está muy lejos del salario de 1.700 pesos que cobran los porteros o de los 2.400 pesos que cobran los enfermeros", concluyó.

En ese marco, ATE llevará a cabo hoy una jornada de protesta en la que trabajadores de la regional sur cortarán la Autopista Ricchieri a las 12 en las cabinas de peaje del Aeropuerto Internacional Ezeiza.

Comentá la nota