"Este acuerdo redundará en crecimiento para nuestra Central"

Lo expresó el secretario general de CTA Chivilcoy, Martín Barrionuevo, quién junto a Julio Álvarez, referente de ATE y miembro de CTA Chivilcoy, reflexionaron sobre la separación de la Central que conduce Yasky del sector que lidera Michelli

El secretario general de la CTA de los Trabajadores Chivilcoy, Martín Barrionuevo, junto a Julio Álvarez, integrante de esa organización, reflexionaron sobre la firma del acuerdo en el Ministerio de Trabajo, que avala la separación definitiva de la Central de Trabajadores que conduce Hugo Yasky a nivel nacional, del sector que lidera Pablo Michelli, que de ahora en adelante se denominará CTA Autónoma.

"Este acuerdo le da una salida a la fractura que tiene un origen en la caracterización y conceptualización del proceso político argentino y latinoamericano, blanqueando así la escisión del sector de Pablo Michelli", expresó Barrionuevo. "Nuestro sector, la CTA de los Trabajadores, va a mantener la inscripción gremial histórica y el sector de Michelli pedirá una nueva inscripción gremial y se constituirá en una nueva Central, que se denominará CTA Autónoma", explicó.

Por otra parte, consideró: "En este difícil proceso  de estos últimos cuatro años, de esta elección que estaba sin resolver, se fue dando un fortalecimiento de nuestro sector". De hecho, "es el sector mayoritario y al que, en estos últimos años se han sumado otros sindicatos que sin duda, a partir de este acuerdo redundará en más crecimiento".

Asimismo, "por lo menos cinco conducciones provinciales de ATE, están en nuestro sector", remarcó. "ATE es el sindicato que ha sostenido la conducción de Pablo Michelli, pero están sufriendo un proceso interno que tiene que ver con el error de confundir la autonomía con la neutralidad", señaló. "La autonomía no es ser opositor a cualquier proceso político. La autonomía habla de la autonomía de clase y de la capacidad que tienen los trabajadores de posicionarse". De esta manera, "el posicionamiento no es unidireccional, uno no se posiciona siempre desde la vereda de enfrente tirando piedras", enfatizó.

Barrionuevo destacó que "la gran fractura aparece en la caracterización de este proceso político que por supuesto, como todo proceso político está en disputa y plagado de contradicciones". En ese marco, "nuestra posición es generar ese espacio de contrapeso para que las disputas se resuelvan a favor de los trabajadores", subrayó.

De la misma forma, Julio Álvarez consideró que "este acuerdo facilita, aunque no es bueno que el movimiento obrero se siga dividiendo, será más fácil explicar muchas cosas y nos dará más claridad". De hecho, "en esta confusión, ellos se veían beneficiados".

De este modo, "de este lado quedamos los que consideramos que la construcción de una organización sindical no tiene lógica de aparato, los que no nos abrazamos a consignas sin contenido, y la mayoría de los compañeros que creemos que la autonomía no es neutralidad". Por otra parte, "enarbolamos la idea de Germán Abdala quién decía que desarrollar actividades sindicales no es independiente de adoptar una posición política".

En tanto, "consideramos que es necesario tener un posicionamiento político como lo hizo históricamente el movimiento obrero, los trabajadores queremos y debemos tener una mirada política sobre la realidad y ser partícipes", remarcó.

Además, "a partir de esta cuestión que no es grata, es nuestro compromiso trabajar por la unidad del movimiento obrero. Apoyarnos en las coincidencias y apostar por la unidad", apuntó.

Por último, Barrionuevo reflexionó: "Me llamó muchísimo la atención que el sector de Micheli haya resignado la inscripción gremial histórica, simbólicamente, en un punto eso implica que se reconoce el fraude de la elección del año 2010, año en el que se eyectaron de la Central a la cola de un proyecto político que es funcional a la Embajada norteamericana".

Comentá la nota