Este año se mantuvo baja la homologación de convenios colectivos por parte del gobierno nacional

Este año se mantuvo baja la homologación de convenios colectivos por parte del gobierno nacional

Según un informe, en lo que va del año se convalidaron cerca de mil acuerdos, lejos de los 1.700 que se produjeron en 2016. Esta tendencia viene del 2017, y los gremios afirman que es parte de la política laboral que impuso Jorge Triaca, eyectado del gobierno. “El ex ministerio está paralizado”, se quejaron.

Diego Lanese

El año pasado, un informe del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma alertó que la caída de los convenios colectivos homologados por el entonces Ministerio de Trabajo nacional era la más baja en 10 años. El desplome se mantuvo este 2018, el tercero del gobierno de Mauricio Macri, lo que marca que la política laboral del hasta ahora secretario de Trabajo Jorge Triaca estuvo marcada por esta tendencia.

Según los datos recogidos por la misma entidad, hasta el inicio de diciembre se aprobaron poco menos de mil acuerdos, muy lejos de los 1.700 que se homologaron en 2016. Según la dirigencia sindical, esta es la principal “herencia” que Triaca en el sector laboral, ya que el total de los convenios formalizados no superan el 10 por ciento de los firmados este año.

Además, los datos de la central obrera aseguran que existe un desplome del salario real, producto de la inflación, mientras que la conflictividad laboral se mantuvo en el promedio anual, aunque se espera que en diciembre esta tensión se dispare.

Datos duros

En su reciente informe trimestral, el Observatorio del Derecho Social destacó que la proyección de acuerdos homologados por el gobierno se mantuvo estable comparado con 2017, pero mantiene el desplome que se experimentó si se compara con datos del 2016.

“La cantidad de homologaciones registradas a lo largo del primer semestre de 2018 cayó significativamente en comparación con el mismo período de los años anteriores”, sostuvo el trabajo de la entidad. En este sentido, en el transcurso del segundo semestre “el ritmo de homologaciones se incrementó sustancialmente y al momento de cierre de este informe (5 de diciembre) la cantidad total de acuerdos y convenios homologados asciende a 967”.

“De esta manera, el total anual posiblemente superará la cantidad de homologaciones del 2017 (981), pero se ubicará muy por debajo de las casi 1700 homologaciones de 2016”, agregó el informe, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

Casos

Este es el segundo año de la caída de los convenios, ya que en 2017 el número final fue el más bajo en la 10 años. En 2017, sólo el 15 por ciento de los acuerdos fue formalizado en la sede laboral. En lo que va del 2018, esta cifra también cayó. “Incluso antes de ser degradado, el ministerio estaba paralizado, ya que se homologaron el 10 por ciento de todos los convenios colectivos firmados”, sostuvo el titular del Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA), Gustavo Arreseygor.

El dirigente criticó la gestión de Triaca, que en estos días dejó la secretaría de Trabajo, y consideró que su principal herencia es la baja de los convenios firmados. “No estrega la certificación de autoridades, lo que hace que las nuevas autoridades de los gremios tengan problemas para pagar obligaciones, porque no pueden utilizar sus recursos. Los gremios nunca fueron la preocupación de Triaca, que desde que asumió invirtió la carga de la prueba, es decir, se puso al servicio de las empresas”, sostuvo el dirigente, en una entrevista con Gestión Sindical.

Faltas de respuestas

El SATHA estuvo todo el 2017 reclamando que le homologuen los acuerdos alcanzados en materia de salarios y condiciones laborales, pero no fueron atendidos por Triaca. Pese a esto, los acuerdos se implementan “tácitamente”, ya que al mes de ser firmados, si no hay objeciones, entran en vigencia. Eso sucedió el año pasado y se espera que ocurra con los recientes acuerdos firmados hace unas semanas.

Además, el informe del observatorio de la CTA Autónoma remarcó que durante el primer semestre del año 2018, los sujetos que protagonizaron la mayoría de las negociaciones colectivas “continuaron siendo las federaciones y las uniones nacionales, tendencia que continúa creciendo y que nos remite a la centralización de los sujetos sindicales a la hora de negociar”.

“Las negociaciones colectivas llevadas adelante por federaciones y uniones continúan representando cerca del 70 por ciento del total de las mismas. Con respecto a las negociaciones protagonizadas por sindicatos locales, se mantuvo respecto al semestre del año pasado, obteniendo un 12 por ciento del total”, subrayó el trabajo.

En cuanto a las negociaciones colectivas celebradas en el ámbito de la empresa, el artículo 17 de la ley 14.250 establece “la obligatoriedad de la participación de los delegados sindicales en las negociaciones de este ámbito”. Dicha participación presenta una evolución creciente en los últimos años, ya que en 2006 este derecho se cumplía en el 36 por ciento de las negociaciones de empresa.

“Durante el primer semestre del año 2018 el 53 por ciento de las negociaciones colectivas por empresa contaron con la participación de los delegados de trabajadores”, describió el informe final.

Salario vs inflación

Por último, el observatorio analizó el desempeño del salario real comparado con la inflación, entre los trabajadores registrados, y concluyó que “experimentó una fuerte caída durante el tercer trimestre del año, profundizando el retroceso iniciado en el trimestre anterior”.

En el sector privado, sostuvo, “registrado se registró una variación interanual negativa del 10,9 por ciento en septiembre, mientras que en el sector público la caída en dicho mes fue del 12,5 por ciento”. Para encontrar caídas anuales del salario real de esta magnitud es necesario remontarse a los peores meses de 2016 (junio y julio) y, peor aún, a los meses posteriores a la salida de la crisis de fines de 2001.

“Estos retrocesos se enmarcan dentro de un proceso de ajuste generalizado de los salarios de los trabajadores en el mediano plazo. En comparación con octubre de 2015 el salario de los trabajadores del sector privado retrocedió un 14 por ciento y en el sector público la pérdida asciende al 18 por ciento”, cerró el informe.

Coment� la nota